El impacto del cáñamo en la moda

La huella ecológica nos indica el impacto ambiental generado por la demanda humana de recursos relacionada con la capacidad de la Tierra para regenerarlos. Representa el área de tierra y agua necesarios para generar recursos suficientes y asimilar los residuos producidos por nuestro estilo de vida.

La ropa que consumimos, entre muchas otras costumbres que afectan, tiene una huella ambiental y social que podríamos evitar, o al menos empezar por disminuir el impacto que genera un sector tan grande como es el de la moda. La vida útil de la ropa que adquirimos, los materiales utilizados, el lugar donde se elabora, son algunos de los factores que influyen a que una sóla prenda genere un enorme impacto ambiental. Se estima que para fabricar una camiseta de algodón de doscientos cincuenta gramos se utilizan casi tres mil litros de agua y a su vez, debido a su excesiva producción y consumo, se generan toneladas de residuos; en España unos diez kilos por persona al año.

Para la fabricación de tintes sintéticos, utilizados en la mayoría de las prendas convencionales, se utilizan metales pesados y tóxicos – como Plomo, Níquel y Cromo, entres otras sustancias nocivas para el ser humano –  que se liberan cada vez que lavamos nuestras prendas y acaban vertiéndose a la naturaleza.

Por no entrar en el impacto social negativo que generan muchas marcas reconocidas en todo el mundo, con condiciones de poca seguridad y salubridad, excesivas horas de trabajo, bajos salarios y en algunos casos incluso trabajo infantil.

Pero todo esto podemos evitarlo consumiendo moda sostenible también conocida como Slow Fashion; dentro de sus criterios fundamentales está la conservación de recursos naturales, el bajo impacto ecológico de los materiales empleados, el reciclado de los mismos, la reducción de huella hídrica y de carbono, así como el respeto por las condiciones económicas y laborales de las personas implicadas en todo el proyecto, desde su fabricación a su venta.

Pero, ¿y si os digo que el cáñamo se conoce como la fibra más sostenible que hay? El cáñamo es una planta que no requiere químicos para su cultivo, proporciona un tejido de gran durabilidad, es poroso, por lo que es muy agradable y cálido para la piel, y es increíblemente versátil, pudiéndose emplear en la fabricación de todo tipo de prendas de ropa, accesorios, calzado, textil para el hogar, productos de papelería e incluso muebles. Por todas sus características es el material de moda en Slow Fashion.

Desde los conocidos Levis Straus hasta las pasarelas de alta costura en la actualidad, los diseñadores han optado por esta fibra en sus proyectos textiles. Hoy en día el cáñamo vuelve a ser un tejido revolucionario y grandes firmas como Armani, Stella McCartney, Gucci o Calvin Klein, entre otros, lo han incluído en sus colecciones. Y algunas reconocidas marcas de calzado como Vans y Adidas han apostado por este material al ser más resistente y absorvente que el algodón.

Pero no sólo la alta costura tiene fijación con el cáñamo, como dije anteriormente, la moda sostenible adora esta fibra, y son muchas las marcas –  zacatua, Ecozap, Sense Nu by Oriol, UAI designs – que respetan esta filosofía y la utilizan. Me gustaría entrar un poco más en detalle de algunas de las que están apostando fuerte por el uso de esta planta.

GrassRoots California, es una marca estadounidense que cuenta con tienda física en Barcelona con un estilo muy particular. Empezó especializándose en gorras planas y accesorios para ellas como pins y parches, pero actualmente oferta todo tipo de prendas como leggins, calcetines, vestidos, sudaderas… hasta pegatinas, con un rollo muy fumeta. Entre los diseños de sus gorras hay muchos confeccionados en cáñamo y se pueden ver ampliaciones de cogollos, hojas de marihuana o motivos que recuerdan a las extracciones, hasta colecciones exclusivas para eventos y marcas.

Mimaria Hemp Works es una marca asturiana que, además de apostar por el cáñamo como material de futuro para la elaboración de sus prendas, patrocina mediante Acción Directa a una serie de deportistas y artistas creyendo en el crecimiento mutuo y fomentando no sólo la sostenibilidad medioambiental si no económica y social.

Pure Green Appareal es una marca que pertenece a la Asociación de Moda Sostenible de Barcelona, participa en un montón de inciativas para favorecer este moviemiento, y aunque no basa ninguno de sus diseños en cáñamo, utiliza esta fibra como complemento en varias prendas que puedes encontrar en su web.

La marca inglesa Sativa Bags lleva desde 1997 realizando cultivos de cáñamo, exportando semillas y fabricando diversos modelos de mochilas, carteras, bandoleras, bolsas, bolsos y monederos. También tiene una colección paralela que se llama Indica Bags, y en su web venden desde bongs hasta semillas.

Biocottoniers diseña ropa de mujer, hombre y niño, así como calzetines, calzado y algunos accesorios. Utiliza algodón orgánico en la mayoría de sus prendas, pero dispone de ciertos diseños utilizando nuestra fibra protagonista.

Hemp Eyewear nace de un proyecto de estudiantes con el objetivo de crear algo único utilizando materiales sostenibles. Eligieron el cáñamo, el recurso más renovable de la Tierra, para crear las primeras gafas de sol de cáñamo del mundo.

Por último, pero no menos importante, quería destacar la labor de la marca española Nature Wear, que si bien dispone de alguna prenda hecha con algodón orgánico, ortiga o lino, la mayoría de sus productos son a base de cáñamo. Tiene un estilo muy bohemio y para el día a día.

 

 

Publicado por @desayunoconweed