Green Dragon

A la hora de cocinar con cannabis, hay un dato imprescindible a tener en cuenta para aprovechar al máximo nuestro material y que consigamos el efecto deseado con la menor dosis posible. Explicado de manera sencilla, se trata de aplicar calor a la materia vegetal para activar las moléculas de THC y CBD. A este proceso se le conoce como descarboxilación.

La planta de marihuana, como cualquier planta, realiza la fotosíntesis durante su vida, mediante la cual absorbe moléculas de CO2 que combinadas con las de hidrógeno de la planta crean ácidos carboxílicos, como el THCA y CBDA. Mediante la descarboxilación se elimina el grupo carboxilo, dando lugar a los conocidos cannabinoides; THC y CBD.

La preparación del Green Dragon puede hacerse con cualquier tipo de alcohol. Nuestra recomendación es que utilices el que sueles usar para tus mezclas o cócteles normalmente. Ya sea Whisky, Ginebra, Ron, o Vodka, siendo este último el más utilizado por su graduación alcohólica, proof en inglés, que es de 40% de alcohol y 60% de agua, proporción ideal para realizar tinturas.

Este brebaje consiste en macerar el alcohol seleccionado con la variedad de marihuana que nos apetezca. Si escogemos una botella de 750 ml, se pueden utilizar desde 3,5 a 5 gr de cogollos secados y curados, dependiendo de la potencia que quieras obtener.

Para empezar, hay que grindar la marihuana encima de una bandeja de horno cubierta con papel de aluminio o papel antiadherente y taparemos todo el material vegetal con más papel de aluminio.
Con el horno precalentado a 110º, se introduce la bandeja hasta que pasen 30 minutos.

– Se puede hacer durante algo menos de tiempo a 120º, pero si lo hacemos a 110º conservamos la beta-cariofilina, que tiene numerosas propiedades medicinales. También hay que tener otro dato importante; el THC y el CBD se degradan en temperaturas superiores a los 157º –

El siguiente paso, es meter la marihuana en un bote de cristal lo suficientemente amplio para poder rellenarlo con el vodka (de utilizar los 750 ml que tiene una botella, aconsejamos usar un recipiente de un litro), dejando un espacio libre para agitarlo con mayor eficacia. Una vez hecha la mezcla, guardar en un lugar oscuro y fresco durante 21 días, removiéndolo diariamente para liberar los activos de la planta.

Si no tienes horno, hay otro método que también es muy utilizado y sencillo.
Congela la marihuana y gríndala. Después pásala a un bote adecuado con el alcohol, y pon una olla con agua a hervir. Cuando el agua esté en ebullición, coloca el bote sin tapa dentro, es decir, ponlo al baño maría. Cuando la materia vegetal está prácticamente toda en el fondo del tarro, retíralo. Y una vez enfríe, mantelo a oscuras durante 21 días, agitándolo diariamente.

Una vez pasadas las tres semanas, hayas elegido cualquiera de los dos métodos para preparar la maceración, toca filtrar nuestro Green Dragon. Para ello utilizaremos un lienzo de algodón limpio o un colador con gasas encima, retirando del líquido todos los restos vegetales.

¡Y ya está! Podemos añadirlo a nuestros cócteles preferidos o tomarnos unos chupitos de vodka de cannabis.

Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. Consulte la legislación sobre Cannabis en su lugar de residencia, Sweet Seeds S.L no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales

 

Publicado por @desayunoconweed