La Cata: Killer Kush Auto

Killer Kush Auto

Killer Kush Auto (variedad de Sweet Seeds SWS56) es una cepa autofloreciente de 4ª generación de floración muy rápida y con un vigor híbrido visible en todas las etapas del cultivo, desde la germinación hasta la maduración final de las flores. Esta es la versión autofloreciente de una de las más famosas genéticas de la Costa Oeste de EEUU, creada alrededor del año 1994 en Sunset Beach al sur de California, la Ocean Grow Kush (Kush cultivada en el océano), más conocida como OG Kush.

Killer Kush Auto

Killer Kush Auto es el resultado del híbrido entre una cepa seleccionada de autoflorecientes de 3ª generación de genética principalmente índica y un clon élite de OG Kush. El resultado es una planta muy estable y potente que está perfectamente adaptada a cultivos en interior y en exterior. Esta excepcional línea Kush autofloreciente puede estar lista con solo 56 días desde la germinación. Las plantas agradecen macetas de talla mediana o grande, como pueden ser las de entre 7 y 18 litros. Siempre que sea cultivada con los parámetros de cultivo adecuados podemos contar con una generosa producción de cogollos de gran calibre, muy compactos y resinosos.

Al quebrar sus duras flores para grindarla se volatilizan los terpenos haciéndonos disfrutar de un intenso aroma muy exótico que recuerda aromas de la familia Chem Dawg – Diesel. Un aroma complementado por tonos cítricos y ácidos con un fondo dulce muy marcado. Este aroma dulzón y suavemente afrutado permanece en boca y nariz durante varios minutos después de fumar o vaporizar esta belleza de pistilos naranjas.

El efecto es muy potente y placentero. Se trata de un efecto característico de variedades mayormente índicas, haciéndose notar desde la primera inhalación y pudiendo llegar a sentirlo durante 2 horas. El efecto de Killer Kush Auto es del tipo físico y relajante, con un buen componente terapéutico actuando ante las enfermedades musculares, dolor crónico, insomnios, etc. Pero lo más importante es que con tan sólo 3 o 4 inhalaciones, uno se llena de optimismo y felicidad.

Con la llegada de las semillas autoflorecientes de 4ª generación, llegamos a un punto en que la calidad de aromas y sabores, así como la potencia y tipo de efecto, están al mismo nivel que sus versiones fotodependientes. Al igual, la producción de Killer Kush Auto por metro cuadrado en interior es prácticamente la misma que la de su versión fotodependiente.

Autofloreciente 100%
Colocón: Físico, fuerte, terapéutico.
Olor y sabor: Afrutado cítrico, dulce exótico.
Cosecha Interior/Exterior: 8 semanas desde la germinación.
Parentesco de la variedad: Cepa seleccionada de autoflorecientes de 3ª generación x OG Kush (clon élite).
Estimación de la producción esperada: 400-550 g/m2 en interior; 60-200 g/planta en exterior
Interior – Exterior: 18/6 desde la germinación hasta la cosecha.
Precio: 3 semillas por 19,90€; 5 semillas por 33€

Cata realizada por Tommy G., Sweet Seeds

Artículo publicado en Cannabis Magazine Número 138 – Noviembre 2015