Eucaliptol: el terpeno de las sativas

A pesar de que – comúnmente – los efectos beneficiosos del cannabis se atribuyen solamente a los cannabinoides, algunos expertos creen que el potencial terapéutico de la marihuana reside en preservar o extraer los terpenos.

El eucaliptol es un monoterpenoide, con base de alcohol y un fuerte olor mentolado, muy abundante en la naturaleza. Además de en la planta de marihuana podemos encontrarlo en el eucalipto, el árbol del té, las hojas de laurel, la albahaca o la salvia. Es comúnmente utilizado para atraer a las abejas, aunque tiene actividad repelente e insecticida, y es el principal componente de enjuagues bucales, inhaladores para aliviar congestiones nasales, ungüentos y cremas, y además es usado en productos alimentarios como saborizante, pero siempre en concentraciones menores al 0,002%, ya que en grandes cantidades puede provocar efectos psicotrópicos.

Numerosos estudios han demostrado su eficacia clínica contra el asma, sinusitis, como anti-inflamatorio y analgésico local, y posee propiedades antisépticas, expectorantes y desinfectantes.

Curiosamente este terpeno tiene mayor presencia en variedades sativas, 5% frente al 1% de las variedades índicas. Esto puede decirnos que la sinergía entre este terpeno y el THC podría ser la causante del efecto enérgico de las variedades sativas.

 

Texto: @desayunoconweed