¿Cómo cultivar en fibra coco?

Gelatina de cannabis

Cultivar en fibra de coco es hoy en día uno de los medios más adecuados para cultivar nuestras plantas de marihuana tanto en interior como en exterior. Es un medio de cultivo utilizado por los cultivadores más expertos, pero realmente, es un medio muy sencillo de emplear si se tienen en cuenta algunas pautas, que nombraremos en este artículo.

¿Qué es la fibra de coco?

La fibra que se obtiene de la cáscara del fruto de los cocoteros, por lo tanto el sustrato obtenido de este fruto es un medio inerte. Se obtiene a través de un proceso llamado ‘enriado’, en el que se facilita la extracción de la fibra del coco. De esta extracción se obtienen entre ella el ‘polvo de coco’ el cual pasa por diferentes procesos además de una descomposición para convertirlo en un medio de cultivo adecuado.

Hay que tener en cuenta que el coco es un sustrato sin vida, por lo que no contiene ningún alimento para los cultivos, por ellos se tendrá que abonar en cada riego tu cultivo. Es una manera de controlar al 100% los nutrientes que nutrirán a nuestra planta.

¿Cómo cultivar marihuana en fibra de coco?

La fibra de coco facilita un drenaje efectivo y ayuda a mantener las raíces oxigenadas.
Si te has decidido a cultivar con este medio la mayoría de cultivadores tienden a incorporar un 30% de perlita o bolas de arcilla a la mezcla del sustrato para obtener mejores resultados.

Es muy importante la calidad de la fibra de coco. Para detectar una calidad alta, observa que las pastillas tengan una forma uniforme , y a la hora de deshacerlos no debería costar demasiado.

El primer paso es poner los bloques de fibra de coco en la cantidad de agua y el tiempo que nos indique el fabricante. Una vez hidratado tendrás que deshacer la fibra de coco y es ahora el momento de añadir la perlita o bolas de arcilla al medio de cultivo.

Recomendamos a los principiantes usar la fibra de coco para airear el sustrato o bien que sea tratado con Calcio(CA) y con Magnesio(MG) a gramo por litro.

Existe otro medio de fibra de coco muy popular para el proceso de enraizado conocido como jiffys. Una vez enraizadas las semillas o esquejes se pueden trasplantar a cualquier otro sustrato.

¿En que formatos podemos encontrar la fibra de coco?

  • Ladrillo deshidratado: Lo utilizaremos para airear el sustrato o en caso de cultivar en él, añadiremos cal dolomita (calcio y magnesio en sólido). Se añadirá un gramo por litro de sustrato.
  • Slab:

    Son sacos donde podemos cultivar nuestras semillas directamente, ayudándonos de bandejas de cultivo para el drenaje del agua. En este caso, es importante utilizar riego por goteo, o bien un sistema de riego automático.

    Los Slabs, los podemos usar a solución perdida o NFT (Nutrient Film Technique)

  • Solución Perdida: Es el método normal, en el que regaremos y el agua irá directamente a un desagüe o bandeja.
  • NFT (Nutrient Film Technique):

    Es un sistema hidropónico recirculante en el que se recuperará el agua que drenan las plantas y las vuelve a nutrir.

    En el momento de la floración las plantas adquieren un gran tamaño, es por
    ello que es recomendable el uso de mallas de Scrog.

  • Sacos: En este formato el sustrato de fibra de coco ya viene preparado para iniciar nuestro cultivo.
  • ¿Qué material necesitas para cultivar con fibra de coco?

    • Un depósito de agua.
    • Bomba de riego.
    • Tuberías.
    • Piedras difusoras.
    • Bomba de aire.
    • Goteros.
    • Medidores.
    • Calentador y enfriador de agua.
    • Filtros que ayuden a tener limpio el tanque.
    • Temporizador de riego.

    Ventajas tiene cultivar en Coco

    • El ciclo de la planta va más rápido. Esto es debido a la oxigenación de las raíces se consigue acelerar todo el ciclo de vida de la planta de marihuana.
    • Debido a la oxigenación y la buena retención de agua, la fibra de coco es un gran hábitat para las raíces de la marihuana.
    • Además retiene fósforo, siendo otro factor que favorece al desarrollo saludable de las raíces.
    • Es más ligero y fácil de manipular.
    • Retiene más aire y humedad para las raíces.
    • Su PH es óptimo para el cultivo.
    • Es reutilizable.
    • La fibra de coco utilizada, puede ser usada para compost o empleada para nuestro jardín.
    • Es más fácil detectar cuándo hay que regar.
    • Como es un medio de cultivo estéril y limpio, resulta menos propenso al ataque de plagas e insectos.
    • Se tiene mayor control del cultivo. Aunque al principio el cultivador tendrá que tener en cuenta los valores y medidas a utilizar en todo el ciclo, finalmente se tiene un control sobre las plantas y a la larga, resultará cultivos más sencillos.

    Desventajas existen al cultivar en fibra de Coco

    • La mayor desventaja de cultivar en fibra de coco es que esta sea de baja calidad.
    • Al cultivar en fibra de coco, se aprecia un sabor menos intenso que con el cultivo en tierra.

    ¿Cómo tenemos que regar y abonar nuestro cultivo en fibra de coco?

    Lo mejor sería utilizar fertilizantes específicos para el coco. De normal, el calcio y el hierro serán los dos elementos que más preocupan al cultivador, por ello, es mejor para los principiantes emplear este tipo de gamas que paliaran las carencias propias de la fibra de coco.

    La referencia para saber cuando regar, será tan sencilla como levantar la maceta y ver si pesa poco y el sustrato está seco. Lo mejor es regar suavemente, y de esa manera evitaremos que se encharque. El color se tornará oscuro debido a la humedad, al igual que se quedará de un tono marrón clarito cuando se seque.

    Al ser un sustrato inerte, fertilizamos desde el principio, y utilizaremos medidores de PH y EC todo el cultivo para poder ajustar los valores que necesitan nuestras plantas.
    Es recomendable realizar riegos solo con agua (sin abonos), en una media de riego con agua por cada tres riegos con abono, y así evitaremos una saturación de sales en el sustrato.

    Así mismo, las dos últimas semanas, podríamos dejar que las plantas terminan de absorber todos los nutrientes y conseguiremos un sabor y matices propios de las variedades de forma más concisa y natural.

    Unos valores orientativos serían estos:

    Crecimiento:

  • Semana 1 (germinación y plántulas): PH 5.6 EC 0.6
  • Semana 2: PH 5.7 EC 0.8
  • Semana 3: PH 5.8 EC 1.0
  • Semana 4: PH 5.9 EC 1.3
  • Floración:

  • Semana 1 y 2: PH 6.0 EC 1.4
  • Semana 3 y 4: PH 6.1 EC 1.6
  • Semana 5 y 6: PH 6.2 EC 1.8
  • Semana 7: PH 6.2 EC 0.8
  • Semana 8: Lavado de raíces PH 6.0 y EC 0.0
  • Lo normal en este tipo de cultivos será abonar con mayor frecuencia que en un cultivo con tierra. Para un cultivo de 1 metro cuadrado, seria recomendable poner 9 macetas de 5 litros de coco, en un cultivo de un 1.20 x 1.20 se podrían poner 16 macetas de 5 o 7 litros, etc. Aunque también se puede aplicar la técnica SOG, o usar solo unas pocas macetas para hacer un Scrog.

    Como habrás visto, el cultivo en fibra de coco no tiene mayor misterio, es un cultivo práctico y sencillo. Además conseguirás un mejor y mayor desarrollo de las raíces, al ser un cultivo estéril y limpio evitarás muchas de las plagas comunes al usar tierra. Obtienes un pequeño ahorro en sustrato debido a que las macetas utilizadas suelen ser más pequeñas, eso sí, necesitaremos un poco más en abonos.

    Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. El cultivo de Cánnabis puede ser constitutivo de delito o de falta administrativa; consulte la legislación sobre Cánnabis en su lugar de residencia. Sweet Seeds S.L. no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales.

     

    Texto: @Sweet Seeds®