Cómo minimizar el olor de tus cultivos en interior

A cualquier cultivador le fascina las asombrosas fragancias de las plantas de cannabis. Sin embargo, hay circunstancias en las que puede ser necesario minimizar los olores de las plantas. A continuación, te contamos los principales métodos para limitar ese increíble olor a cannabis.

Reducir olor cuarto de cultivo

En primer lugar, no te recomendamos reducir el perfil de terpenos responsable de los olores del cannabis porque afecta a la calidad del producto final y nadie quiere eso.

Quitar las hojas marchitas y mantener el cuarto de cultivo limpio te ayudará a reducir algunos de los olores, además de reducir la probabilidad de enfermedades y plagas en las plantas.

Las plantas de cannabis producen fuertes olores durante la fase de floración cuando los cogollos y los terpenos se están desarrollando. La elección de una variedad de floración rápida como la Sweet Gelato Auto® (SWS76) minimizará el período en que las plantas desprenden más olor.

Los cuartos de cultivo de interior deben estar bien cerrados, porque el olor puede escaparse a través de las grietas. Hay que asegurarse de que el espacio entre el armario y los ventiladores esté bien sellado. Si no se usa un armario, tienes que inspeccionar todas las paredes, incluyendo el suelo y el techo, para sellar las posibles grietas.

Elegir una semilla que no tenga olores fuertes no es la mejor opción, porque la cantidad de olor dependerá en gran medida de cómo se tratan las plantas y del fenotipo que desarrollan. Si contener el olor es algo importante para ti, necesitarás usar métodos de filtrado o neutralizadores de olores además de las medidas anteriores.

Existen diferentes formas para la contención, profundicemos en ellas:

Reducir olor cuarto de cultivo

Filtros de carbono

El método más común para eliminar los olores de cannabis de una sala de cultivo es usar un filtro de carbono. Los terpenos y otras partículas de la sala de cultivo se adhieren a las partículas de carbón activo presentes en el filtro, eliminando eficazmente el olor. Antes de comprar filtros de carbón activo adecuados, que cuestan alrededor de 100 euros, hay que tener en cuenta un par de cosas.

Los filtros de carbono expulsan una cantidad limitada de aire, definida por m3/M (metros cúbicos por minuto). Si el ventilador funciona con unos m3/M superiores a los del filtro de carbono, este último actuará como un cuello de botella. Por ejemplo, si el filtro de carbón activo tiene una capacidad de 22 m3/M y el ventilador de escape de 25 m3/M, el filtro de carbón no cumplirá plenamente con su función.

También es preferible asegurarse de que el diámetro del ventilador de escape y del filtro de carbón coincidan. Así, el espacio entre ambos dispositivos sea fácil de sellar con cinta adhesiva.

Existen dos tipos de componentes en los filtros de carbón activo: granulado o peletizado. Los cultivadores de cannabis suelen preferir el carbón granulado porque atrapa más partículas, pesa menos y puede retener más olores que los filtros de carbón peletizados.

Los prefiltros son unos tejidos blancos parecidos al algodón envueltos alrededor del filtro de carbono que capturan las partículas más grandes sin que éstas obstruyan el filtro. La mayoría de los cultivadores intercambian estos prefiltros después de un año de uso.

El filtro puede colocarse tanto antes como después del ventilador de escape, aunque la mayoría de los cultivadores prefieren colocarlo antes. Estos filtros también son buenos para retener las partículas de polvo, esporas de moho y otros elementos indeseables que podrían contaminar el cuarto de cultivo.

Generadores de ozono

Reducir olor cuarto de cultivo

Otra manera de eliminar olores es utilizar un generador de ozono. Se utiliza con mayor frecuencia en espacios de interior más grandes manejados por cultivadores expertos. Estos generadores crean ozono, unas moléculas de oxígeno compuestas por tres átomos de oxígeno en lugar de dos. No te recomendamos el uso de ozono directamente con las plantas porque puede causarles daños.

Por eso, los generadores de ozono cuando se utilizan en un espacio interior para el control de olores se colocan en la salida del sistema de extracción. Podrías usar un generador de ozono de efecto corona en el sistema de extracción, sin embargo, te recomendamos tomar precauciones porque, este tipo de generadores producen reacciones químicas según el entorno que pueden resultar dañinas para los seres humanos. Los generadores de ozono UV también pueden ser usados en el sistema de extracción, pero el generador deberá tener suficiente tiempo de contacto con el aire lleno de olores para una eliminación efectiva. Básicamente, si es posible, es mejor considerar como primera opción un filtro de carbón.

Neutralizadores de olores

Veamos los neutralizadores de olores. Nunca deben ser utilizados directamente en la sala de cultivo ya que alteran el olor y el sabor de las plantas. Sin embargo, el uso del neutralizador de olores sería para la habitación donde esté situado el armario. Recuerda que no conviene estar demasiado tiempo en esta habitación, ya que, los neutralizadores suelen usar productos nocivos para la salud.

En definitiva, hay tres maneras principales de eliminar los olores de cannabis de la habitación de cultivo, utilizando filtros de carbono, generadores de ozono o neutralizadores de olores, además de mantener el cuarto de cultivo bien sellado y limpio. De todas ellas, los filtros de carbón activo son los sistemas más fáciles, seguros y prácticos que pueden eliminar eficazmente la mayoría de las partículas que generan olores en los cuartos de cultivo.

Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. El cultivo de Cánnabis puede ser constitutivo de delito o de falta administrativa; consulte la legislación sobre Cánnabis en su lugar de residencia. Sweet Seeds S.L. no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales.

 

Texto: @Sweet Seeds®