Una guía completa a tu cultivo de marihuana en exterior

Ya tienes el espacio reservado para tu cultivo de marihuana en exterior y estás esperando a empezar el cultivo.

Pero aún te preguntas qué semillas elegir, si debes nutrir a la planta, como regar y con qué agua, ¿suelo o maceta?

No te preocupes, desde Sweet Seeds® te traemos una guía completa para cultivar tus plantas de marihuana en exterior

Ya seas un cannabicultor con experiencia, o empiezas a dar tus primeros pasos en este tipo de cultivo, nosotros te damos las indicaciones para que plantar marihuana en exterior sea una tarea exitosa. 

¡Empecemos!

Cultivo de cannabis en exterior: ¿de qué se diferencia del cultivo interior?

El cultivo en exterior presenta grandes beneficios y amplias posibilidades a las que cultivando en interior no podemos acceder.

Por ejemplo, podemos permitirnos un mayor tamaño de planta y la iluminación ya la tendremos naturalmente.

Sin embargo, el cultivo en exterior representa un mayor desafío, ya que tus plantas estarán expuestas al entorno exterior y afrontarán factores climáticos que no siempre podremos evitar.

En exterior o en interior, puedes cultivar todo tipo de semilla: Fotodependiente, Autofloreciente, CBD, The red Family, F1 Fast Version®, solo dependerá del tipo de cultivo que prefieras para tu planta de cannabis.

Ventajas y desventajas del cultivo en exterior

Comparamos el cultivo de marihuana en exterior con el de interior. De este modo, descubres las ventajas y las desventajas entre ambos. Veamos cuáles son.

Ventajas

Con el cultivo en exterior, puedes disfrutar de muchas ventajas, entre ellas: 

  • Tener más espacio para tu cultivo.
  • Obtener plantas más grandes.
  • Ciclo de luz natural.
  • Reducir gastos, por el uso de la luz del sol, en vez de lámparas y el agua de lluvia para riegos.
  • Ventilar naturalmente, ya que ayuda a mantener alejado el moho.
  • Enriquecer el suelo con microorganismos naturales.
  • Obtener beneficios de algunos insectos.
  • Implementar métodos regenerativos.

Desventajas

Existen algunas desventajas como:

  • Exponer el cultivo a mayor variedad de plagas.
  • Exponer a las plantas ante robos y denuncias.
  • Exponer el cultivo a climas hostiles.
  • Limitar la época de cultivo. No se puede cultivar durante todo el año, sólo en los meses que el clima lo permita, normalmente primavera y verano.
semillas marihuana exterior

Antes de empezar tu cultivo de marihuana en exterior

Muchos cannabicultores sólo cuentan con su cultivo en exterior para abastecerse de producción para el resto del año.

Qué variedades de marihuana son mejores para el exterior y cómo elegir el lugar adecuado para cultivar tus plantas de marihuana son 2 factores que debes tener en cuenta para obtener un buen cultivo y conseguir el mayor rendimiento de tu planta. Hablemos de ellos para entenderlos mejor.

¿Qué variedades de marihuana son las mejores para el exterior?

Como dijimos antes, con los cuidados necesarios, todo tipo de semilla es apta para cultivo en exterior o interior. Sin embargo, hay variedades que son más propensas a prosperar con éxito en exterior.

Es importante saber elegir cuál es la variedad de marihuana más adecuada para el cultivo en exterior. Cada variedad tiene sus especificaciones de cultivo.

El primer punto que tenemos que tener en cuenta es el lugar de cultivo. 

Si cultivas en zonas de clima más fríos, recomendamos autoflorecientes que son de rápida floración y robustas, ya que tu temporada de cultivo será más breve: 

Si cultivas en zonas más cálidas, recomendamos variedades híbridas y sativas XL, que  se adaptan a veranos cálidos y largos y también a la humedad, como:

Para acabar de decidir la variedad, revisa también su sabor, periodo de floración y producción.

¿Cómo elegir el lugar adecuado?

Teniendo en cuenta que el cultivo será en exterior, observa y elige bien el lugar donde queremos que nuestro cultivo crezca. 

Tienes que observar la cantidad de luz solar, que la temperatura sea equilibrada y protegerla si el clima se vuelve hostil.

Si vas a cultivar en Europa, ten en cuenta que la zona de cultivo cumpla con las siguientes características:

  • Temperaturas no mayores a 30ºC
  • Temperaturas no menores a 12ºC
  • Tener entre 6 y 8 horas de luz solar directa
  • Orientación sur.
  • Protecciones de inclemencias climáticas (por ej, toldos, invernadores, cobertores que protejan de lluvias excesivas y olas de calor).

Cómo cultivar marihuana en exterior paso a paso

Para que tengas más en claro cómo cultivar tus plantas de marihuana en exterior, veamos las etapas de cultivo y un paso a paso.

Germinación de semillas

Para germinar la semilla necesitaremos de oscuridad, humedad e hidratación. Nosotros siempre recomendamos el método ovni. Consta de 4 pasos simples, ya sea para interior como para exterior.

Material necesario:

Los 4 pasos para aplicar el método ovni son:

  1. Primera capa de papel húmedo: cubre uno de los platos o el tupper con una o dos capas de papel de cocina. Tendrás que humedecer el papel con agua. Es muy importante que no se quede encharcado el plato o recipiente.
  2. Coloca semillas de cannabis sobre el papel de cocina humedecido.  Recuerda dejar separación entre las semillas.
  3. Segunda capa de papel húmedo: una vez estén las semillas bien distribuidas, las cubriremos con otro par de capas de papel de cocina también humedecido.
  4. Conservación, humedad y temperatura: este paso es muy importante, debido a que dará las condiciones óptimas de humedad y temperatura para la germinación de las semillas.

Cierra el tupper de forma hermética o si has utilizado platos, coloca el segundo plato del revés sobre las semillas ya cubiertas por el papel de cocina, como si formaras una tapa. 

Coloca tus semillas en un lugar oscuro y cálido, donde la temperatura estará en torno a los 21º.

Algunas semillas germinan en horas y otras tardan varios días. Es poco común pero pueden haber semillas que tarden más de 10 días en enseñar su raíz.

Primeros días de crecimiento

Después de la germinación ¡es hora de plantar!

Puedes seguir estos 3 pasos para plantar tu semilla germinada: 

  1. Prepara tu maceta o suelo con un buen sustrato. 
  2. Haz un pequeño agujero en el centro, de 1cm aproximadamente, coloca la semilla de marihuana con la raíz hacia abajo. 
  3. Cubre con un poco de tierra la semilla, sin apretar, y en pocos días, verás como la planta asoma de la tierra.

Una vez plantada, comienza la fase de crecimiento. Es cuando la planta debe generar un sistema de raíces fuerte y una buena estructura de hojas y ramas hasta llegar a la fase de floración, para así poder soportar el peso de los cogollos.

La planta tiene que estar en un lugar con luz directa, poco viento y de ser necesario protegida de las noches frías.

Al cabo de varias semanas de vida el tronco estará más fuerte y ya no tendrá riesgo de doblarse o que se la coma un pájaro, si la tenías dentro puedes trasladarla afuera, o si tenía alguna protección ya puedes quitarla.

Trasplantes

Cuando la planta deja de crecer, es el momento preciso en que nos indica que necesita un trasplante para poder seguir creciendo. La trasplantarás a una maceta el doble de grande o incluso más, o bien puedes trasplantarla directamente al suelo.

El trasplante le permitirá a la planta desarrollar su máximo potencial y la fuerza suficiente para la floración.

El último trasplante puedes hacerlo para la floración, que es cuando crecen por última vez. Cuando la planta entre en floración ya no se podrá trasplantar más.

Floración

En este período, puedes enriquecer la tierra con una mezcla de sustrato con guano introduciéndolo en la maceta o haciendo un agujero en el suelo.

Al mes puedes repetir la dosis esta vez haciendo un surco alrededor del tronco, introduciendo la dosis y tapándolo nuevamente. A medida que riegues la planta penetrará hacia abajo, lo que lo dotará de nutrientes para la floración. Si lo consideras necesario puedes también sumar un abono de floración completo.

15 días antes de cortar tu planta de marihuana, recomendamos hacer el lavado de raíces para limpiarla de cualquier exceso de nutrientes y productos. Luego del lavado, la tierra tendrá que secar bien para continuar el riego tradicional con agua sola hasta la cosecha.

Mantenimiento de tus plantas de marihuana

Cuando las plantas ya están asentadas, puedes aplicarles el método LST o bien realizarles una poda apical. De esta forma aumentarán las cosechas y serán más fáciles de controlar.

El método LST se puede realizar antes de que entren en fase de floración, si cultivas en Europa será entre los meses de junio, julio y principios de agosto. Recomendamos hacerlo cuando la luna esté en fase creciente e idealmente en una constelación relacionada con el agua.

En cuanto al riego, debemos controlar que el agua se encuentre con el valor ideal de pH: entre 5,8 y 6,3 y esto puede medirse con un medidor de pH electrónico o con los test de pH en gotas.

El agua de corriente de red suele superar estos valores, en ese caso puedes recurrir a algún ácido o pH DOWN para ajustarla al valor adecuado.

Para la cantidad de agua de riego puedes tener en mente estos parámetros como punto de partida:

  • En fase de floración mayor riego que en fase de crecimiento.
  • Variedades sativas necesitan más agua que las índicas.
  • A mayor tamaño de planta más agua necesitará.
  • A mayor Tº y viento, más cantidad de agua.

¿Cómo prevenir las plagas?

Ver a nuestro cultivo exterior crecer sano y fuerte puede ser rápidamente truncado por cualquier plaga que llegue para poner en riesgo nuestro cultivo. 

Veamos a qué producto podemos recurrir o qué podemos hacer para protegernos de estos visitantes ¡para nada deseados!

  • Cultivos asociados o policultivos: beneficiarnos de las características de determinadas plantas es un recurso al que podemos recurrir para evitar insectos y plagas indeseadas en nuestro cultivo, de una forma más natural y económica al no tener que recurrir a pesticidas. Rodea tu cultivo de marihuana de diferentes especies de plantas para producir los efectos repelentes, algunas variedades pueden ser: Menta, Melisa, Lavanda, Cilantro, Albahaca.
  • Esterilización de la tierra: reduce los riesgos de plagas e insectos que la tierra de tus macetas pueda contener sometiéndola a altas temperaturas con dos técnicas: Esterilización por vapor o Solarización.
  • Tiras adhesivas: colgándolas en las plantas captarán las plagas en el aire y quedarán adheridas, ayudando a reducir los ataques al cultivo.

También te aconsejamos  3 productos preventivos: 

  • Neem: repele insectos como la mosca blanca, el pulgón. Se rocía al comenzar la primavera.
  • Fungi Boom: anti-hongos y anti-insectos con silicio para plantas de marihuana.
  • Bacilus Thuringiensis: mata a los gusanos que ponen las mariposas entre los cogollos.
  • Elegir variedades F1FV®: al reducir el tiempo en su etapa de floración, evitarás algunas plagas.
semillas marihuana exterior

Errores comunes a evitar en el cultivo exterior

Es común cometer errores al cultivar marihuana en exterior. Algunos de ellos se repiten en la mayoría de cultivos y luego con la experiencia son corregidos. No te preocupes, los hemos agrupado en una lista para que puedas evitarlos en tu próximo cultivo, algunos de ellos son:

Germinar mal las semillas

La germinación es la primera etapa en la vida de tus plantas, y tener un error en el comienzo es prácticamente irreversible.

Recuerda cómo te indicamos germinar tus semillas de marihuana, si aún tienes dudas te compartimos un artículo donde lo tienes explicado en detalle: ¿Cómo germinar correctamente semillas de marihuana? [ML8] 

Regar con agua indebida o regar mal

Cuando anteriormente mencionamos el riego, hablamos de la importancia del agua y su pH para que la planta pueda absorber los macro y micronutrientes.

También debes tener en cuenta que el agua con cloro puede perjudicar de lleno a tu cultivo. El agua del grifo puede tener presencia de cloro, una alternativa para deshacernos de él es dejando reposar el agua por 24hs para evaporarlo, luego proceder con el riego. Si tienes un filtro de osmosis, con el eliminarás la presencia de cloro y otras sales del agua.

Un medidor de Electro Conductividad EC te permitirá eliminar, las sales disueltas y la dureza del agua.

Al regar tu cultivo, no encharques la tierra. Esto puede producir estrés en tus plantas por la falta de oxígeno, y eso genera que deje de crecer y volverá sus hojas amarillas.

Planificar mal el cultivo exterior de marihuana

Un cultivo mal planificado impedirá que tus plantas crezcan y florezcan como corresponde. La genética y la calidad de las semillas es fundamental para que puedas llevar a cabo tu cultivo. Recuerda elegir variedades que se adapten a las condiciones de cultivo.

Tu experiencia y tiempo disponible para dedicarle al cultivo influirá en los resultados. Anticipa tus necesidades. En todo caso puedes optar por variedades más simples, menos exigentes y más resistentes a enfermedades.

Cultivar con sustrato inadecuado

Tanto la tierra, como el agua es sumamente importante para el éxito del cultivo. Las plantas de marihuana requieren distintos niveles de acidez, abonos, drenaje, sales y cantidad de tierra también. Todo esto hay que anticiparlo antes de plantar.

No tener en cuenta las altas temperaturas en verano

Cuando cultivamos en balcones, terrazas o en piso mediante macetas, no tenemos en cuenta la temperatura de la superficie donde están apoyadas. Algunos materiales como baldosas toman temperaturas mucho más elevadas que otros y no aportan la frescura y la humedad propia de la tierra. 

Esta temperatura elevada calienta las raíces lo que provoca estrés en la planta, haciendo que crezca mucho menos, florezca más lento y sea más susceptible a enfermedades, además que la producción será menor y de calidad más baja.

Para evitar esto puede aislar el piso con maderas o palés.

Recuerda que en verano la planta transpira más, y el agua se evapora más rápido del sustrato. Por eso debemos regar más seguido y abonar menos en cada riego, ya que lo haremos más veces.

No repeler plagas o actuar rápidamente antes la presencia de insectos

Debes estar atento. El cultivo en exterior se encuentra más expuesto a las amenazas del exterior y esto incluye plagas e insectos.

En cuanto se encuentre nuestro cultivo amenazado por insectos no debemos esperar a que se transforme en una plaga, sino que hay que atacarlos enseguida. Atacar el problema desde el comienzo hará que sea controlable y fácil de exterminar.

No prevenir o curar hongos

Los hongos avanzan tan pronto como aparecen, por eso es muy importante reconocer los síntomas en tus plantas y actuar antes de que sea tarde. Para evitarlos es importante que mantengas la pulcritud en tu área de cultivo. 

Si vas a reutilizar macetas y tiestos antes limpialos bien con lejía. Puedes usar productos preventivos y ante los primeros síntomas de tu planta ataca la infección para evitar un problema mayor.

Mal uso de nutrientes y abonos

Una mala elección o un mal uso de nutrientes y abonos puede arruinar tu cultivo. Antes de invertir en un nutriente que no sea compatible con tu tipo de cultivo, asesórate bien con expertos.

Recuerda la técnica de lavado de raíces si tu planta tiene una sobre-alimentación.

No estreses a tu planta

Muchas veces queremos hacer más de lo debido para que el cultivo sea el mejor, la planta crezca fuerte, grande y productiva, y esto a veces puede jugar en contra.

Especialmente cuando no es una necesidad de tu cultivo. Limítate a añadir lo que la planta necesita o a cambiar sólo lo que puede estar encareciendo el desarrollo de tu planta.

Siembra las mejores semillas en tu cultivo

Con toda esta información disponible para llevar a cabo tu cultivo de marihuana en exterior, sabes las características necesarias del agua, del sustrato, el espacio y el clima que necesitas para cada etapa de tu cultivo. 

Y lo más importante: la semilla. Como hemos mencionado, la calidad de la genética y de la variedad de la semilla elegida para tu cultivo va a ser crucial para transitarlo en cada una de las etapas como corresponde. 

El catálogo de semillas de Sweet Seeds® ofrece genéticas y variedades de alta producción y tienen en común que ofrecen como resultado plantas muy resinosas, dulces, aromáticas y garantizando una feminidad del 99,9%.

Todas nuestras semillas garantizan un porcentaje de germinación superior al 95%. Ya sea que elijas autoflorecientes como Runtz XL Auto® (SWS88), Bruce Banner Auto® (SWS91), Red Pure Auto CBD® (SWS81), Crystal Candy Auto® (SWS61)

Si prefieres fotodependientes como Sweet Cherry Pie® (SWS92)

O aún alguna fast version como Gorilla Girl F1 Fast Version® (SWS86) 

Para quienes sean más ansiosos, otra de flor roja como Red Hot Cookies® (SWS83), Sweet Zenzation (SWS84), o… mejor ¡elije la de tu preferencia! Mira nuestro catálogo de Semillas Sweet Seeds®.

Ahora que ya sabes cómo cultivar tu planta de marihuana en exterior y sabes dónde encontrar la mejor calidad de semillas para hacerlo, ¿qué esperas para empezar a vivir The Sweetest experience?