Genéticas F1 Fast Version®: descubrimiento, crianza y ventajas

Manolo de Sweet Seeds® nos explicó el proceso de descubrimiento de las variedades F1 Fast Version®, así como sus ventajas.

Hay dos formas de florecer en el cannabis, las variedades clásicas son fotodependientes, es decir, empiezan a florecer cuando disminuyen las horas de luz. En cambio, las autoflorecientes lo hacen según su edad, sin que les afecte el fotoperiodo. Las variedades F1 Fast Version® son fotodependientes con una parte de autofloreciente en su genética que no se manifiesta, pero sí adelanta la cosecha.

F1 Fast Version® y leyes de Mendel

Un Híbrido F1, también llamado semilla comercial, se realiza cruzando dos líneas puras diferentes, sus características principales de este tipo de híbridos son la uniformidad en los caracteres y el fenómeno del vigor híbrido. Según la primera ley de Mendel la descendencia de la primera generación filial (F1) será homogénea y semejante al parental que porta el alelo dominante. La segunda ley habla de la descendencia en la segunda generación filial (F2), obtenida del cruce de la primera generación, el 50% se parecen al genotipo de la primera generación filial, el 25% al genotipo dominante y 25% al genotipo recesivo. La tercera ley de Mendel establece la independencia en la transmisión de los caracteres hereditarios, es decir la herencia de un rasgo no influye en la herencia de otro.

En el caso de las líneas F1 Fast Version® se cumplen las tres normas, es una típica herencia mendeliana, debido a que se trata de un único gen el que determina el tipo de floración. Las líneas autoflorecientes contienen dos alelos del rasgo de la autofloración que es recesivo, es decir solo se manifiesta cuando se juntan dos alelos que transmiten autoflorecencia. Las líneas fotodependientes contienen dos alelos del rasgo de floración fotodependiente que es dominante. La única excepción son las genéticas F1 Fast Version®, este caso contiene un alelo dominante que transmite fotodependencia a toda la descendencia y otro alelo recesivo que transmite autofloración y que no se expresa.

Esto se debe a que las variedades F1 Fast Version® son una combinación de un parental fotodependiente y otro autofloreciente. Según la primera ley de Mendel toda la descendencia es homogénea y semejante al parental dominante, por eso toda la descendencia muestra el rasgo de fotodependencia, aunque contenga ambos. La presencia del alelo autofloreciente no se muestra en el fenotipo, pero si influye aportando una maduración y floración más rápida. Cuando se cruzan dos F1 Fast Version® se disgrega la descendencia, el 50% serán F1 Fast Version®, el 25% autoflorecientes y el 25% fotodependientes convencionales. Por esto para realizar líneas F1 Fast Version® siempre hay que mezclar un parental fotodependiente con otro autofloreciente y solo lo será la primera generación resultante de este cruce.

Hay muchos tipos de variedades autoflorecientes. Existen algunas con la floración larga, pero interesan poco al público final, ya que su cultivo dura lo mismo que con las variedades fotodependientes. Las autoflorecientes más populares empiezan a florecer entre los 21 y los 28 días de vida, con una floración en torno a las 5 semanas, por lo que estarán listas para su cosecha en 8-9 semanas. Esta rapidez se transmite a la descendencia en las F1 Fast Version®, tienen una floración más lenta que las autoflorecientes, pero más rápida que las fotodependientes.

Crianza autoflorecientes

En el 2007 en Sweet Seeds® empiezan a trabajar con genéticas autoflorecientes, presentando al público su primera variedad autofloreciente en el año 2009. Además de la clásica Lowryder de Joint Doctor’s, utilizaron otras líneas genéticas, entre los que destacan los primeros trabajos de Lowlife Seeds o varias líneas que les llegan del Norte de Estados Unidos y también del Norte de Canadá, probablemente cruces de Ernest Small o la Mighty Mite de Columbia Británica.

En la bibliografía científica, no encontraron explicación del fenómeno de la autofloración, pero, tras analizar la herencia de este rasgo y hacer varios experimentos, llegaron a la conclusión de que la autofloración se transmite por un único gen, posiblemente un gen de floración fotodependiente estropeado que puede haber permanecido en la piscina genética del cannabis desde tiempos ancestrales.

Esta mutación es beneficiosa en lugares de mucho frío, donde conviene que las plantas salvajes de cannabis acaben su floración y produzcan semillas viables antes de que llegue el otoño. En lugares como el norte de Canadá o de Estados Unidos, donde hay un clima duro, se cultivaba mucho cáñamo en el pasado y estos cultivos fueron abandonados por variados motivos. Al dejar a estas variedades domesticadas evolucionar salvajes, por su cuenta, este gen puede volver a manifestarse. Cuando lo hace significa una ventaja adaptativa para las plantas con este rasgo de autofloración en estos fríos lugares.

Pronto en Sweet Seeds® se dan cuenta que estas genéticas que la gente despreciaba por su sabor o tamaño tenían en realidad un gran potencial, con un trabajo de mejora genética adecuado. Así que se ponen a mejorar estas primitivas autoflorecientes, cruzándolas con sus clones élite favoritos.

Al observar los resultados del cruce de las genéticas autoflorecientes con sus clones élite fotodependientes, comprueban que no sale ni una sola autofloreciente en la primera generación, tal y como marca la primera ley de Mendel, ya que toda la descendencia es homogénea y semejante al parental dominante, que es el fotodependiente. Es necesario esperar a la siguiente generación, donde según la segunda ley de Mendel se disgrega la descendencia, entonces el 25% de la descendencia se muestra como autofloreciente. Cruzando estos individuos autoflorecientes de la segunda generación, entre sí, se consigue que la autofloración se manifieste en toda la descendencia. La tercera ley de Mendel establece la independencia de los caracteres hereditarios, por lo que, aunque la descendencia de la tercera generación se presente estabilizada en la autofloración, pueden a la vez presentar paladares y psicoactividades heredadas del parental fotodependiente. De esta forma se consiguen variedades de cada vez mayor calidad, a la vez que se mantiene la autofloración.

Descubrimiento y crianza de las F1 Fast Version®

Durante los primeros experimentos con las autoflorecientes, mientras desarrollaban la Cream Caramel Auto, Manolo observa que la primera generación no presenta rasgos de autofloreciente, pero si acorta su periodo de floración. Al principio comprueba sus anotaciones en los calendarios, por la posibilidad de que fuera un error en la toma de datos. Prueba por segunda vez y el resultado es el mismo: se recorta el tiempo de floración. Entonces asume esta potencialidad de la primera generación del cruce entre una fotodependiente y una autofloreciente. Tras esta creación de la Cream Caramel Auto, empiezan a trabajar en la misma dirección con otras variedades y las mismas consecuencias. Es en ese momento, cuando en Sweet Seeds® deciden apostar en su catálogo por las variedades F1 Fast Version® ® e incluso registran este nombre comercial.

Las variedades F1 Fast Version® son Híbridos F1, siempre son la primera generación resultante del cruce de una genética fotodependiente con una autofloreciente. Como de las autoflorecientes no se pueden guardar parentales en forma de clon, están siempre en mejora continua, ya que, si el proceso de crianza y selección en cada generación de los mejores parentales es correcto, la variedad evolucionará dependiendo de que parentales seleccionemos. Por esto también las F1 Fast Version® están en desarrollo continuo, ligado a los progresos del parental autofloreciente. Cuando se desarrolla un trabajo correcto de selección en la línea autofloreciente, las mejoras también afectan a la línea de F1 Fast Version®.

En realidad, las F1 Fast Version® son una forma rápida de mejora y crianza sobre clones élite, de esta forma es posible conseguir una versión del clon que florezca antes, además de añadir vigor híbrido y la posibilidad de seleccionar otros caracteres interesantes.

Según nos cuenta Manolo, aparte de los trabajos propios de crianza, también tienen una colaboración con un organismo oficial de biotecnología vegetal. Ya van por el cuarto año de esta línea de trabajo, a la que han dedicado importantes cantidades de dinero, en todo caso consideran que la investigación tiene un elemento importante de azar, ya que inviertes y no sabes si conseguirás los objetivos propuestos.

Ventajas de las F1 Fast Version®

La floración corta se refuerza con cada generación de crianza del ascendiente auto, ya que se van eligiendo como parentales las mejores cepas de cada familia, con mucha atención a las que florecen más rápido, rasgo que transmiten a la descendencia. Gracias a esta rapidez de cosecha pueden esquivar los problemas fúngicos causados por el clima húmedo y tormentoso del otoño.

Además de un periodo de floración más corto, las variedades F1 Fast Version® presentan el vigor híbrido clásico de los Híbridos F1, esto se puede ver, por ejemplo, en la Green Poison F1 Fast Version®, una variedad que en su versión rápida presenta aún más producción y fuerza que en la versión fotodependiente clásica, a la vez que se puede cosechar en exterior a principios de septiembre o incluso finales de agosto. Green Poison F1 Fast Version® es una Skunk muy rápida, ya que está lista en 6-7 semanas de floración, pero que a la vez ofrece una gran producción, con cogollos resinados, olor intenso y facilidad de cultivo.

Otra ventaja de las F1 Fast Version® es que, como son fotodependientes, puedes guardar como madre un esqueje de tu planta favorita, mientras que en las autoflorecientes hay que partir siempre de semillas. Estas variedades permiten planificar la altura y producción, ya que si se desean plantas grandes solo hay que plantar antes para darles un periodo de crecimiento más largo, o, en cultivos de interior, mantener con fotoperiodo de crecimiento las plantas hasta que alcancen la altura deseada.

Conclusiones

Según explica Manolo el periodo de introducción de las F1 Fast Version® ha sido un éxito: “cuando lo descubrí pensé en muchas ventajas para el cultivador, creía que podía tener transcendencia, pero no estaba seguro de cómo sería recibido. Aunque no significó una explosión en la demanda como ocurrió cuando presentamos las autoflorecientes, el público se interesa más cada año. Como dice el refrán, “el tiempo es oro”. La gente que las prueba quedan satisfechos y vuelven a plantarlas. Incluso otros bancos empiezan a ofrecer líneas rápidas de este tipo. Nosotros hemos ampliado la familia hasta sacar 10 variedades F1 Fast Version®, y ya estamos preparando más novedades en versión F1 Fast Version® para este año. Este periodo de introducción de las F1 Fast Version® lo valoro de forma muy positiva, hemos diversificado la oferta de genéticas disponible y sobre todo ofrecemos algo que el público aprecia, un periodo de floración más corto, lo que se puede comprobar porque repiten en la temporada siguiente. Sobre todo, son variedades muy útiles para las personas que necesitan acortar la cosecha, por vivir en zonas frías o húmedas. En todo caso, dan excelentes resultados en todos los climas, también cultivadores de zonas cálidas usan las F1 Fast Version® para cosechar más temprano y poder disfrutarla antes, además de buscar el vigor híbrido que muestran estas variedades, ideales para el cultivo tanto de exterior como de interior.”

Publicado en la revista Soft Secrets
Autor: H. Madera
Fotos: Sweet Seeds®