Hospital la Fe de Valencia utiliza cannabidiol en un ensayo para tratar la epilepsia infantil.

El cannabidiol, uno de los componentes más conocidos e importantes de la marihuana, ha sido empleado en un ensayo clínico realizado en el Hospital La Fe de Valencia para el tratamiento de un tipo de epilepsia infantil clasificada como enfermedad rara, grave y difícil de afrontar.

El Hospital La Fe de Valencia, ha formado parte de un estudio que se encuentra en fase 3 sobre el uso del cannabidiol en pacientes infantiles con un tipo de epilepsia conocida como síndrome de Lennox-Gastaut (LGS).

Este síndrome puede aparecer en niños durante los 3 y 5 años. Los pacientes que la padecen sufren múltiples tipos de crisis tanto atónicas como tónicas que pueden ocasionar caídas, y lesiones. Además, se detectan trastornos en la conducta, deficiencias en el desarrollo y deterioro intelectual.

El neurólogo y jefe de la Unidad de Epilepsia Refractaria del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, Vicente Villanueva, ha sido un colaborador de este trabajo. Villanueva ha subrayado:

Los resultados obtenidos en este trabajo realizado por los servicios de Neurología y Neuropediatría de La Fe, demuestran que el cannabidiol «ha conseguido una mejoría en las crisis más graves en un número relevante de pacientes». «Esto, en una enfermedad tan grave, en la que la existencia de fármacos que funcionen es escasa, es una gran noticia».

Para realizar dicho estudio se eligió al azar a 225 pacientes con LGS cuyas crisis no se hallaban reguladas por un régimen de medicamentos antiepilépticos. Estos pacientes venían de 30 hospitales de Europa y Estados Unidos. De los cuales 4 de ellos eran pacientes del Hospital La Fe de Valencia.

Antes de empezar el estudio, se registró una media de 85 crisis al mes en los pacientes con síndrome de Lennox-Gastaut (LGS), sin embargo, tras las 14 semanas que duró el tratamiento en el que se administró la solución oral de cannabidiol CBD, Epidiolex®, formulación farmacéutica de cannabinoide altamente purificado (CBD) obtuvo una reducción significativa de estas crisis.

Los resultados de este importante estudio han sido publicados en The New England Journal of Medicine (NEJM). Donde se demuestra el éxito del tratamiento en el que tras su suministro existe una disminución de las crisis en los afectados por esta enfermedad, mejorando así su calidad de vida.

El medicamento acaba de ser aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y se espera que esté al alcance de los pacientes con síndrome de LGS en el segundo semestre del año.

En Europa se ha solicitado autorización de comercialización en diciembre de 2017 a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), se espera la decisión a principios de 2019 se apruebe.

 

Texto: @Sweet Seeds®