¿Qué es la marihuana autofloreciente?

Las variedades de marihuana autoflorecientes siguen sumando fama, y cada vez son más los cultivadores de cannabis que las incluyen en sus cultivos ya sea por 

  • Su facilidad de cultivo.
  • Su tamaño es discreto.
  • Rapidez de crecimiento. 
  • Posibilidad de cultivar en interior en cualquier época del año.

Todo esto si te aseguras que le damos las condiciones óptimas para su desarrollo.

Desde Sweet Seeds®, queremos explicarte todo sobre estas variedades automáticas de cannabis y demostrar que los cultivos de autoflorecientes pueden garantizar excelentes cosechas de muy buena calidad. 

marihuana autofloreciente

¿Qué es?

Como bien indica su nombre, las marihuanas autoflorecientes, automáticas o auto, son las variedades que florecen de manera automática independientemente de las horas de luz que reciban.

En general, todas las plantas de marihuana pasan por dos etapas de desarrollo: crecimiento y floración. Las autoflorecientes cumplen este mismo orden, pero no necesitan de un cambio externo, es decir de las horas de luz, para cambiar de una fase a otra. 

Una vez tienen una edad específica, las plantas de marihuana automáticas realizan su cambio de fase, evitando que nos preocupemos por las horas de luz que están recibiendo como es el caso de las fotodependientes.

Las cepas autoflorecientes surgen por adaptación a las condiciones climáticas a las que se exponían las plantas. Aquí entran los términos que seguro ya has oído en alguna ocasión: sativa, índica y ruderalis. Si te interesa saber las diferencias entre las unas y las otras, te lo explicamos aquí. (Enlace al post de la diferencia entre sativa e indica (abrir en otra pestaña)

De estas 3 especies, la subespecie ruderalis realiza esta adaptación al entorno frío presente en las zonas de Europa oriental, Asia Central y Rusia, donde las temporadas de cultivo son muy cortas y la temperatura es muy baja. 

Esta adaptación realizada por la subespecie ruderalis, es la que ha hecho posible que hoy en día existan las variedades autoflorecientes, y con todos los procesos de hibridación y estabilización de las variedades se puede disfrutar de cultivos de semillas automáticas de gran calidad, deliciosos aromas y sabores y producciones increíbles.

Diferencia entre la autofloreciente y la feminizada

En Sweet Seeds® todas nuestras semillas, tanto las autoflorecientes como las fotodependientes son feminizadas (99,9% de feminidad) asegurando cultivos de plantas hembras.

Con esto queremos explicar que el termino feminizadas hace referencia al sexo de la planta, y entre ellas puedes encontrar variedades automáticas, fotodependientes, de floración rápida o marihuana morada. 

¿Cómo cultivar la marihuana autofloreciente?

Con esta guía cultivo indoor de autoflorecientes, queremos explicarte cómo cultivar estas semillas automáticas para conseguir cosechas de gran calidad y cantidad.

Te detallamos cada etapa por la que pasarán tus plantas.

Etapa 1: Germinación y plántula

En general la germinación de las semillas puede durar entre 24 y 72 horas y es muy importante que tus semillas dispongan de un lugar cálido, oscuridad y humedad.

Te recomendamos por ello que para la germinación de tus semillas utilices el método ovni, ya que con este método podrás comprobar que tus semillas abren correctamente. Cuando observes que tus semillas autoflorecientes han germinado, es el momento de plantarlas. 

Recuerda que las semillas autoflorecientes dan plantas que se desarrollan con rapidez por ello, puedes optar a plantarla en su maceta final (de al menos 7 o 11 litros) y así evitar tener que trasplantarlas, proceso en el cual puede sufrir algún tipo de estrés afectando su desarrollo y producción final.  

Si optas por trasplantar, en el momento que las plantas automáticas cumplan aproximadamente 17 días de vida, este será el momento de trasplantarlas a su maceta definitiva.

Una vez hayas decidido si vas a plantar tanto en maceta final como trasplantar, una vez tus semillas hayan germinado, te aconsejamos:

  1. Preparar tu macetar y tu sustrato.
  2. Hacer un pequeño agujero en el centro de la maceta (de aproximadamente 1 cm).
  3. Colocar tu semilla de cannabis con la raíz apuntando hacia abajo.
  4. Cubrir con un poco de tierra, sin apretar.

Si sigues estos pasos, verás cómo en unos días asoma tu plántula.

marihuana autofloreciente exterior

Fase 2: Inicio de fase de crecimiento o fase vegetativa

Aquí la planta de marihuana autofloreciente inicia sus procesos de fotosíntesis y empieza a desarrollarse y crecer. Es muy importante aportar un entorno de cultivo adecuado (temperatura, humedad, limpieza, etc.) para que crezca sana y fuerte para el momento de floración.

En esta etapa podrás aportar a tus plantas autoflorecientes fertilizantes específicos para esta etapa de crecimiento y darles un plus de fuerza. 

Según vayan avanzando las semanas de crecimiento, observarás cómo se van desarrollando nuevas hojas las cuales ayudarán a reforzar la fotosíntesis.

Etapa 3: Floración

Es muy fácil detectar cuando entran en floración tus plantas. Verás como aparecen unas pequeñas protuberancias acompañadas de unos pequeños pelos en los nudos de tus plantas.

Estos sacos son los que se convertirán más adelante en cogollos resinosos. Notarás como va aumentando diariamente el olor que desprenden tus plantas de marihuana. 

En esta fase de floración las plantas suelen necesitar más fósforo, potasio, calcio y magnesio, y menos nitrógeno. Por ello, se recomienda utilizar soluciones específicas para floración que podrás incluir en los riegos de tus plantas.

Según vayan transcurriendo las semanas verás cómo se habrán multiplicados los puntos de floración. Cuando veas que los cogollos se van desarrollando, controla muy bien la humedad, es muy importante que no sea muy elevada para prevenir la aparición de hongos

Además, realiza controles rutinarios con la ayuda de una lupa para poder detectar a tiempo la aparición de plagas (trips, ácaros, araña roja, etc.) y revisa las hojas para detectar síntomas de carencias nutritivas

Cuando estés al final de la floración, es recomendable empezar a realizar lavados de raíces, regando el sustrato con toda el agua que está admita y espera a que drene. Con esto conseguirás eliminar el exceso de nutrientes. Puedes repetir este proceso varias veces durante las últimas semanas de floración.

Verás cómo empieza a cambiar el color de las hojas, estas empezarán a decolorarse llegando incluso a caerse por completo, esto no te tiene que preocupar es síntoma de que se ha realizado un lavado de raíces correcto y de que la cosecha está por llegar. 

Etapa 4: La cosecha

Si cultivas marihuana autofloreciente exterior o bien cultivas plantas de marihuana autofloreciente interior, en ambos casos estarán listas para cosechar entre 7 y 9 semanas y media desde su germinación.

Para elegir el momento de cosecha puedes valorar dos aspectos:

  1. Observar el color de los tricomas: Este resulta el método más preciso, pero a su vez el más complicado. 

Se trata de observar y controlar el color los tricomas (glándulas de resina de las flores). En el momento en el que los tricomas empiezan a obtener un color amarillento hasta llegar al color ámbar, pero además seguirá habiendo bastantes tricomas de color transparentes. Es ahí el momento óptimo de cosecha de tus plantas de marihuana autoflorecientes.

Necesitarás una lupa de relojero o bien un microscopio de campo para poder observar este cambio de color en tus tricomas.

El momento de cosecha va a influenciar directamente en la cantidad y calidad del THC presente en la resina. 

  1. Fijarse en los estigmas de las flores: Este será el método más fácil y simple. Consiste simplemente en observar los estigmas o pistilos de las flores.

Cuando más de la mitad de los estigmas se vuelvan de color marrón, tu planta de cannabis está lista para ser cosechada.

Ventajas de la marihuana autofloreciente

Podemos hacer una larga lista de ventajas que tiene cultivar variedades de marihuana autoflorecientes entre las cuales están:

Ciclo de vida rápido

Como hemos mencionado anteriormente, las variedades automáticas tienen un ciclo de vida de entre 7 y 9 semanas y media de su germinación.

Este rasgo las convierte en una elección muy atractiva para los cultivadores que desean resultados casi instantáneos. Incluso si eres de los que se desesperan por la espera, las autoflorecientes son tus semillas.

Plantas discretas

El tamaño compacto es otra característica común en las plantas automáticas lo cual facilita mantener cultivos discretos fuera del alcance de los más curiosos. Además, es una elección acertada para quienes realizan cultivos de balcón o de guerrilla.

Cultivo económico

Al cultivar marihuana autofloreciente en interior, podrás elegir ciclos de luz de 18 horas de luz y 6 de oscuridad, durante todo el ciclo de vida de tus plantas. Esto conlleva a un ahorro de energía importante.

Alta resistencia a plantas y hongos

La genética de estas plantas es muy fuertes por lo cual son plantas que normalmente se valdrán por sí mismas. Así que con unos buenos cuidados y prevenciones ante plagas y hongos resistirán correctamente. 

Adaptación a la contaminación lumínica

Eligiendo semillas de cannabis autoflorecientes, te olvidarás de las preocupaciones ocasionadas por la contaminación lumínica que pueda existir. Esto se debe a que no supone ningún problema para ellas, ya que entran en floración independientemente a las horas de luz que reciban.

Como verás, las semillas de marihuana autoflorecientes tienen muchas ventajas y pueden adaptarse perfectamente a cualquier tipo de cultivo.

Cultiva solo las mejores semillas autoflorecientes

Desde Sweet Seeds® nos hemos concentrado mucho en la creación de las mejores semillas de marihuana automáticas, consiguiendo en nuestro amplio catálogo joyas autoflorecientes que han dejado a cultivadores experimentados con la boca abierta.

No te dejarán indiferente, sus deliciosos aromas y sabores, sus vigorosas producciones y los resultados obtenidos te volverán un fan de esta variedad de cannabis.

Incluso, como sabemos que ‘el tamaño importa’ hemos sacado una línea XL, en donde las versiones autoflorecientes dan mayores producciones y mayor talla sin perder todas las ventajas que aportan estas semillas.Así que, si todavía no te has animado a cultivar autoflorecientes, desde Sweet Seeds® te invitamos a que pruebes a incluirlas en tu jardín, y estamos seguros de que no será la última vez que lo hagas.