¿Cómo podar la marihuana?

Desde Sweet Seeds® queremos explicar la gran importancia y ventajas que tiene la poda en nuestras plantas de cannabis. Hablaremos de los tipos de poda de marihuana y el proceso que lleva cada uno de ellos.

Si quieres conseguir cultivos increíbles sigue leyendo.

podar marihuana

¿Por qué es importante podar la planta de marihuana?

El proceso de podar nuestras plantas de marihuana es muy importante ya que si se controla la técnica y se realiza correctamente conseguiremos optimizar la repartición de energía y conseguir cosechas más productivas.

Además de esta gran ventaja que es la de mayor productividad, las podas también resultan ideales para controlar la altura de las plantas, haciendo nuestro cultivo más discreto.

¿Qué se consigue al podar la marihuana?

Tenemos que saber que al podar las plantas de marihuana es un proceso que ofrece grandes ventajas a tu cultivo.

Cuando podamos una planta lo que ocurre es que se compensan los niveles de energía que la planta distribuye en su desarrollo. Por una parte, tenemos a las hojas, que son indispensables para la absorción de luz y nutrientes. Por otra parte, el desarrollo de sus flores, que son los cogollos.

poda fim

Cuando las plantas empiezan a formar los cogollos, estos requieren de mucha energía para su crecimiento. Por este motivo, al podar las plantas lo que buscamos es eliminar las ramas bajas y débiles, para así conseguir que la energía se concentre en la formación de los cogollos.

En resumen, al podar las plantas conseguimos:

  • Identificar cogollo central.
  • Mejor penetración de la luz a la planta.
  • Favorecer el crecimiento.
  • Mejor distribución de la energía.

¿Cómo saber cuándo podar la marihuana?

Por normal general, la poda de las plantas de marihuana se tiene que realizar antes de la etapa de floración, es decir, durante la fase de crecimiento.

La única excepción en la fase de crecimiento es que no se deben realizar podas durante las primeras semanas, ya que hay que esperar a que la planta tenga, al menos, 5 nudos.

¿Cómo podar la planta de marihuana?

Vamos a explicar cómo debes realizar según cada tipo de poda el paso paso. Así, conseguirás realizarlo correctamente y consiguiendo grandes beneficios en tus plantas.

Los tipos de poda de los que hablaremos son:

  • Poda apical.
  • Poda FIM.
  • Pellizcado.
  • Lollipopping.
  • LST.
  • RIB.
  • Super Scrooping.
  • Poda de bajos.

Tipos de poda en plantas de marihuana

Existen diferentes tipos de podas para nuestras plantas de marihuana. Todos los tipos de podas son perfectamente aplicables en cultivos de interior como de exterior, solo dependerá de cuál se adapta mejor a tu manera de cultivar.

Sabemos que en las plantas de cannabis su punta o cogollo central es donde se concentrará la mayor cantidad de energía. Por ello, el objetivo de las podas es conseguir que nuestra planta concentre toda su energía hacia los puntos que nos interesan, retirando las que no nos interesan.

A continuación te detallamos los diferentes tipos de podas más conocidas y eficaces que se pueden aplicar a las plantas de marihuana para que consigas maximizar tu producción, espacio e incluso hacer tu planta más discreta.

Apical

La poda apical consiste en cortar la punta principal de nuestra planta. Con esto se generará una bifurcación del tallo quedando en forma de Y. Conseguimos retrasar o disminuir el crecimiento vertical de la planta produciendo que la energía se distribuya a las ramas laterales.

Con la poda apical tendrás plantas más ramificadas y con una altura más moderada sin dejar de conseguir una buena producción.

Este tipo de poda es muy utilizada en cultivos de variedades sativas, cuya floración es más larga. 

Cómo realizar la poda pical

1- Primero tenemos que detectar la punta principal de la planta que es la que tendremos que cortar.

Se realizará el corte a partir del 5º nudo dejando por debajo de ese corte los dos brotes que serán las nuevas puntas.

2- En el caso de que el corte deje un agujero demasiado grande en el tronco, es recomendable aplicar un cicatrizante para evitar que entre aire y suciedad y evitar así problemas en la planta. 

3- Una vez realizado el corte tenemos que esperar a que nazcan los nuevos brotes y se detecten como punta central. En este punto la repartición de energía se repartirá en las dos puntas nuevas.

4- En la fase de crecimiento, podremos seguir aplicando la poda, dejando el tiempo necesario entre poda y poda (que suele coincidir cada cinco nudos) para que la planta tenga tiempo de recuperarse. Cuando llegue a su fase de floración contaremos con múltiples puntos, conocidos como puntas principales, lo que producirá una floración muy igualada en toda la planta

Recomendaciones:

  • Poda apical en interior: Se puede realizar una o dos veces.
  • Poda apical en exterior: Se puede entre 5 y 7 veces dependiendo de la fecha que plantemos nuestras plantas.

FIM

La poda F.I.M es muy similar a la poda apical. En inglés se conoce como Fuck, i Missed

Consiste en realizar un corte en el tallo principal de la planta con la diferencia que el corte de la poda FIM no se realiza a ras del tallo, sino que se cortará el último brote nuevo de la parte superior del tallo principal, dejando un 20% del mismo, es decir, cortaremos el 80% del nuevo brote.

Al aplicar FIM se fomentará el desarrollo de más brotes desde una misma yema, consiguiendo obtener entre 4 y 6 nuevos tallos principales en la parte superior de nuestra planta. 

cuando cortar marihuana

En resumen, con la poda FIM conseguirás:

  • Aumentar la producción notablemente.
  • Aumentar el número de ramas.
  • Plantas más robustas.
  • Reducir el tamaño de la planta.

Cómo realizar la poda FIM

1- Detectar la punta principal de la planta la cual tendremos que cortar.

Recuerda que tenemos que dejar que la planta madure llegando a tener al menos 3 o 5 nudos.

2- Realizaremos el corte del tallo principal dejando el 20%, es decir, en lugar de cortar a ras el tallo, se debe cortar la última y nueva yema que esté brotando de la parte superior del tallo principal.

Pasados unos días, observaras cómo nacen nuevos brotes.

Pellizcado

Esta técnica aporta diferentes ventajas, entre ellas la principal es conservar el gran cogollo central de tu planta, con una calidad y producción máxima.

Para realizar la técnica de pellizcar el cogollo o ápice de la planta, consiste en presionar con mucho cuidado y delicadeza el tallo del nudo superior de la planta.

Para hacerlo, con ayuda del pulgar y el índice tendrás que apretar de manera continua hasta escuchar un ligero crujido. 

Si no dispones de espacio suficiente en el tallo del nudo superior para pellizcar correctamente, te recomendamos apretar el nudo que se encuentra justo abajo.

Esta técnica hará que la planta tenga un crecimiento vertical más lento, fomentando el desarrollo de nuevas ramas.

Lollipopping

Esta técnica de poda también es conocida como Poda de ramas bajas, y su finalidad es concentrar la producción de cogollos en la parte superior de tus plantas. 

La poda lollypop o poda de ramas bajas, trata de eliminar las ramas laterales y hojas junto a los pequeños brotes de cogollos localizados desde la parte baja hasta la mitad de la planta, quedando solo la parte superior la cual recibirá la mayor cantidad de energía de la luz.

Es muy recomendada para zonas de climas húmedos. Esto se debe a que con esta poda se consigue una excelente circulación del aire.

LST

LST, Low Stress Training o Entrenamiento de Bajo Estrés es una técnica que no implica realizar ningún corte o daño a nuestras plantas.

Con LST solo tenemos que realizar cambios en la estructura de la planta doblando sus ramas hacia abajo. Haciendo esto se consigue un aumento de la producción, control de la altura y plantas más vigorosas.

Puedes realizar LST en cultivos de interior como exterior siempre y cuando sea durante la fase de crecimiento donde los tallos están más tiernos y flexibles. 

Para aplicar la técnica Low Stress Training solo necesitarás de bridas de jardinería, cuerda o cualquier material que te sirva para sujetar las ramas de tu planta.

lst marihuana

RIB

También conocida como Right I burn it no es considerada como una poda al 100%, ya que no se realiza ningún corte en la planta.

En la poda RIB lo que se hace es quemar los pistilos de los cogollos, lo que produce una mitosis en las paredes celulares de la planta, lo cual genera que se multipliquen las células. 

Aplicando esta técnica se desarrollan nuevos brotes sin hojas, lo cual dará resultados excepcionales aumentando la producción.

Para realizar RIB es necesario que la planta cuente con un tiempo de cogollado de, al menos, 20 días. Con menos tiempo los resultados no serán los esperados.

Super Scrooping

Super Scrooping consiste en redirigir las ramas crujiéndolas, con la finalidad de guiar las puntas principales de manera horizontal, consiguiendo que las ramas secundarias más cercanas al tallo ganen protagonismo en su desarrollo vertical.

Al aplicar Super Scrooping, tenemos que doblar la rama hasta que cruja, dejándola medio rota (sin que llegue a romperse del todo). Tras realizar esto, al cabo de unos días de recuperación la planta habrá formado un callo en el punto de rotura que generamos. 

Al conseguir que las ramas de alrededor queden abiertas se logrará conseguir una mayor producción de cogollos.

Errores más comunes al podar marihuana en floración

Es muy común que se realicen errores tanto si eres principiante como un usuario más experimentado.

Cualquier distracción puede repercutir en el desarrollo y producción final de tus plantas a la hora de podarlas durante la floración.

Es importante que no utilices herramientas que han sido previamente utilizadas. Asegúrate desinfectarlas muy bien para no transmitir enfermedades o virus.

Procura mantener una correcta alimentación y salud de tus plantas para que soporten los cambios hormonales que se suceden tras hacer las podas.

Como ya hemos mencionado, recuerda que no se suelen realizar podas una vez que la planta ha entrado en floración. Sin embargo, en ocasiones nos podemos encontrar con que nuestra planta crece más de lo esperado mientras está floreciendo, y corre el peligro de estar demasiado cerca de la luz, o incluso superarla. En este caso, lo recomendable es realizar podas que no estresen mucho a la planta, como la LST o la Super Scrooping.

No tengas miedo y experimenta, el cannabis es una planta muy fuerte con un crecimiento muy rápido.

Con toda esta información desde Sweet Seeds® te animamos a experimentar y aprender cómo aplicar estas técnicas si deseas optimizar el rendimiento y la calidad de tus cultivos de marihuana.

¡Y sobre todo, disfruta de tu proceso de cultivo y poda!