Principales diferencias entre comer e inhalar marihuana

Ambos métodos de consumo son bastante utilizados normalmente, aunque sin lugar a dudas, en España, solemos preferir la manera menos inocua: el canuto.
Pero en ocasiones, nos sentimos atrevidos, y decidimos celebrar la típica reunión de amigos fumetas entre algún plato cannábico. Pero, ¿cuáles son las diferencias en cuanto a los efectos se refiere?

Los efectos del consumo de cannabis, varían en cada persona y dependen de muchos factores como el peso, estado de salud, forma de administración, dosis utilizada, tolerancia, factores metabólicos, si se combina con otras drogas y también en gran medida los efectos dependen de la personalidad del consumidor, de la compañía y el ambiente.

El THC se absorbe de manera distinta si nos fumamos un porro o vaporizamos, que si nos tomamos un vaso de leche de cannabis.

Al inhalar marihuana, la entrada del THC en la sangre y la posterior distribución en nuestros
tejidos son muy rápidas. Sin embargo, cuando ingerimos cannabis podemos tardar más rato en notar el efecto – esta es la razón por la que se recomienda empezar por dosis más bajas e ir subiendo -. Al consumir marihuana de manera ingerida, el THC se metaboliza a través del hígado, lo que hace que los efectos puedan tardar en aparecer entre 20 minutos y 2 horas, dependiendo de la persona y su metabolismo.

Los efectos que nos aporta la marihuana cuando la ingerimos tienen una duración mayor que cuando inhalamos. Que el efecto sea más intenso cuando el cannabis es digerido que fumado o vaporizado, se debe a la concentración de cannabinoides absorbidos.

El efecto de una dosis por vía oral equivale a 2,5 veces el efecto de la misma dosis inhalada; Dividiendo la dosis que estás acostumbrado a inhalar por 2,5 obtendrás una estimación de cuantos mg. necesitas para obtener los mismos efectos vía oral. Por ejemplo, 2,4mg de THC administrado vía oral equivalen a 6mg de THC inhalado.

Estudios han mostrado que normalmente el efecto del cannabis inhalado dura de 1 a 3 horas y de 3 a 12h si se suministra por vía oral, aunque hay que aclarar que estos datos son genéricos, engloban desde consumidores primerizos hasta habituales, – y sin mencionar cantidades -.

Sin lugar a dudas el uso de edibles cada día está más de moda entre los usuarios de este sector; es una interesante alternativa inocua para nuestro organismo.

A la hora de dosificar, es mucho más fácil – para un consumidor habitual – dar con la dosis perfecta de cada variedad al vaporizar o rular, mientras que elegir la dosis adecuada para cada receta requiere una dedicación por parte del consumidor, de ir probando de menos a más cuál sería la adecuada – y ésta puede ser distinta a la de sus invitados -.
El cannabis inhalado te permite conocer al momento los efectos y aumentar gradualmente la cantidad.

Cuando adquieres edibles o comestibles de cannabis lo ideal es que esté indicada la dosis que lleva, nunca te fíes de un indicador de potencia que no proporcione datos específicos.

 

Publicado por @desayunoconweed