¿Cuántas plantas puedo cultivar en interior por metro cuadrado?

Un buen cogollo de marihuana en interior acabando la floración

Si estás pensando en cultivar tus propias semillas de marihuana feminizadas, tendrás que ir preparando todo el material, saber el método que vas a utilizar y sobre todo valorar el espacio de que dispondrás, para así sacarle el máximo rendimiento a tu cultivo de marihuana.

Todo cultivador quiere buscar la máxima producción y este se puede obtener o bien por la cantidad de plantas que se utilizarán o bien por los metros cuadrados de cultivo en interior.

El éxito de un cultivo de interior está relacionado con el entorno creado. Si la temperatura, la iluminación, la ventilación y la humedad ambiental son las correctas, las plantas de marihuana se desarrollarán fuertes y permitirán obtener una buena producción de cogollos.

Máxima producción por planta

Lo ideal es optar por poner pocas plantas, pero darles el máximo tiempo vegetativo posible, esto es necesario para que la planta de marihuana desarrolle muchas ramas laterales, permitiendo así maximizar la producción. Teniendo la desventaja, en este caso, de que el tiempo desde la germinación hasta la cosecha, puede representar un retraso en la cosecha de entre 1 y 3 meses.

Esta opción supondrá un ahorro en semillas o bien en la preparación de esquejes. Para este tipo de cultivos se excluye el uso de semillas feminizadas autoflorecientes ya que no es posible alargar el periodo vegetativo.

Como métodos complementarios para conseguir máxima producción por planta en cultivos de 1m2 en interior, aconsejamos:

  • SCROG (SCReen Of Green): Con este método podrás cultivar 1 planta por m2. Con esta técnica se consigue cambiar manualmente el patrón natural de crecimiento de nuestra planta de cannabis, mediante un enmallado o tela, o bien líneas de cuerda sobre la planta, en las que se van enredando los nuevos brotes hasta cubrir la malla, consiguiendo así que el reparto de luz sea equitativo en toda la planta.
  • LST (Low Stress Training): Con este método podrás cultivar de 2 a 4 plantas por m2.
  • Consiste en doblar sutilmente los tallos de la planta y atarlos en diferentes puntos, forzando a la planta a generar múltiples colas y reducir así la altura de la misma. Con este método cambiará drásticamente la forma que hubiera tenido la planta de forma natural.

  • Main Lining: Significa ‘Línea principal’. Es una técnica que combina diferentes métodos de poda, con la finalidad de conseguir un reparto uniforme de energía en toda la planta. Su nombre se debe a que se busca la utilización de los tallos principales de la planta. Es un método bastante lento, estresante para la planta y no todas las variedades responden bien, ya que se requiere que se corten muchas ramas y brotes, además de ser complicado.
  • Podas FIM o apical: Ambas consisten en cortar el brote o yema de la planta de marihuana en el momento preciso. El centro de crecimiento de la planta se localiza en el ápice de la misma, esto favorece su desarrollo, y la recepción de hormonas supresoras al resto de las ramas. Con la poda restringimos el desarrollo vertical de la planta y potenciamos su crecimiento general. Es muy importante saber el momento exacto, así como dónde y cómo realizar el corte de nuestra planta.
  • Poda FIM: Consiste en realizar el corte de un 80% del brote principal o yema de crecimiento de la planta de marihuana. De esta manera conseguimos que aparezcan entre 2 y 8 nuevos brotes, aumentando así la producción final.
  • Poda Apical: El corte apical debe ser del 100% del brote principal. Realizar esta poda provocará que se redistribuya la energía entre todas las ramas favoreciendo la aparición de nuevos brotes inferiores.

Máxima producción por m2

Los armarios de cultivo son muy prácticos y fáciles de montar

En este caso lo ideal es optar por poner la mayor cantidad de plantas, con el mínimo tiempo vegetativo posible. Lo que conlleva a que la producción ‘por planta’ sea inferior, pero sin embargo la producción total del cultivo siempre será superior.

El hecho de tener que utilizar mayor cantidad de plantas puede suponer una desventaja, sobre todo para los cultivadores que se encuentran en países en los que las leyes penalizan más el auto-cultivo de cannabis.

Para buscar máxima producción por m2 en interior aconsejamos 9 plantas de marihuana (3 líneas de 3) en macetas de máximo 18 litros o bien 16 plantas (4 líneas de 4) en macetas de 11 litros máximo.

Como métodos complementarios para conseguir la máxima producción por planta en cultivos de 1m2 en interior, te aconsejamos los métodos anteriormente mencionados, el SCROG (SCReen Of Green), LST (Low Stress Training), Main Lining, podas FIM o apical. Además, te recomendamos la siguiente:

SOG (Sea Of Green): En este método se utilizan entre 4 y 16 plantas por m2. Se emplean un mayor número de plantas, pero de menor tamaño. Se acorta la fase de crecimiento de manera drástica, llenando el espacio de cultivo por completo y consiguiendo un reparto de luz entre todas las plantas.

 

Texto: @Sweet Seeds®