Disfruta de un 15% DTO en todos los paquetes de Sweet Seeds®(+info)

Semillas Fotodependientes

Las modernas variedades de marihuana feminizadas y fotodependientes representan hoy en día el máximo exponente de la crianza de marihuana, alcanzando niveles de calidad extraordinarios y nunca vistos anteriormente. Exquisitos y variados aromas y sabores bien definidos y diferenciados se combinan con distintos quimiotipos (perfiles de cannabinoides y terpenos) para hacer las delicias de los usuarios de cannabis del mundo entero; un mundo en el que se abren nuevos horizontes para las aplicaciones medicinales de la marihuana, y para la regulación de su uso recreativo.

Leer más

Sweet Cherry Pie® 3+1
  • Nuevo
USA Strains

Sweet Cherry Pie®

25,00 €
Purple Punch OG® 3+1
  • Nuevo
Semillas Fotodependientes

Purple Punch OG®

25,00 €
Semillas Fotodependientes

Red Mandarine F1 Fast Version®

24,00 €
Semillas Fotodependientes

Do-Sweet-Dos®

26,50 €
Semillas Fotodependientes

Big Foot

24,90 €
Semillas Fotodependientes

Black Jack CBD®

rating (0)
24,00 €
Semillas Fotodependientes

Black Jack®

19,50 €
Semillas Sweet Seeds®

Botafumeiros®

14,90 €
Semillas Fotodependientes

Chem Beyond Diesel®, C.B.D.

22,50 €
Semillas Fotodependientes

Cream 47

28,50 €
Semillas Fotodependientes

Cream Caramel CBD®

24,00 €
Semillas Fotodependientes

Cream Caramel®

24,00 €
Semillas Fotodependientes

Crystal Candy F1 Fast Version®

19,00 €
Semillas Fotodependientes

Crystal Candy®

rating (0)
19,00 €
Semillas Fotodependientes

Flash Back #2

rating (0)
16,50 €
Semillas Fotodependientes

Gorilla Girl®

29,90 €
Semillas Fotodependientes

Green Poison CBD®

rating (0)
24,00 €
Semillas Fotodependientes

Green Poison®

22,50 €
Semillas Fotodependientes

Ice Cool CBD®

rating (0)
24,00 €
Semillas Fotodependientes

Ice Cool®

29,30 €
Semillas Fotodependientes

Jack 47®

33,00 €
Semillas Fotodependientes

Mohan Ram®

rating (0)
20,00 €
Semillas Fotodependientes

Psicodelicia®

19,50 €
Semillas Fotodependientes

S.A.D. Sweet Afgani Delicious S1®

18,50 €
Semillas Fotodependientes

Sweet Amnesia Haze®

22,50 €

¿Qué son las variedades fotodependientes?

Las semillas fotodependientes producen plantas de marihuana que florecen dependiendo de la cantidad de horas de luz y oscuridad que reciben (fotoperiodo).

Las variedades fotodependientes comienzan a florecer dependiendo de las horas de luz y oscuridad que reciben. En este grupo se encuentran todas las genéticas, feminizadas o regulares, que solíamos cultivar hasta la llegada de las genéticas autoflorecientes. Estas genéticas en exterior florecen en una determinada época del año, cuando las horas de luz se recortan y aumentan las horas de oscuridad, al final del verano y durante el otoño. En interior, con luz artificial, se suelen florecer suministrando un fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

La inmensa mayoría de las variedades de marihuana son fotodependientes, el inicio de la floración se desencadena con la llegada de los días cortos y noches largas, es el fotoperiodo el que regula y determina el inicio de la floración.

¿Fotodependientes ó “semillas feminizadas”?

Las semillas fotodependientes son mal llamadas por muchos bancos de semillas y usuarios de cannabis “semillas feminizadas”, este es un uso incorrecto de esta expresión. La definición de “Semilla Feminizada” atiende al sexo de la población de semillas, son poblaciones de semillas que producen solo plantas femeninas, conocidas en terminología genética como líneas ginoicas. A estas semillas se les denomina “semillas feminizadas” para diferenciarlas de las conocidas como “semillas regulares” que producen machos y hembras. La denominación “semilla fotodependiente” o “semilla autofloreciente” se refiere a las dos formas que encontramos en la marihuana de desencadenarse la floración, dependiendo del fotoperiodo en las fotodependientes, o de forma automática al alcanzar determinada edad en las autoflorecientes. Es decir, una variedad o es feminizada o es regular, por otro lado, a su vez o es fotodependiente o es autofloreciente, pero no es correcto llamar a las fotodependientes “semillas feminizadas” porque las autoflorecientes también pueden ser feminizadas, como todas las automáticas del catálogo de Sweet Seeds®.

Semillas Fotodependientes F1 Fast Version®

Las variedades F1 Fast Version® son la primera generación filial (F1) resultante del cruzamiento (hibridación) entre una genética fotodependiente y una genética autofloreciente, el resultado de esta hibridación entre dos plantas totalmente diferentes (al menos, en cuanto al tipo de floración se refiere) se conoce en terminología genética como “Híbrido F1”. Son genéticas híbridas, 100% fotodependientes, pero de floración muy rápida. El parental fotodependiente aporta al híbrido F1 su condición de fotodependiente en toda la descendencia, y la genética autofloreciente aporta al híbrido F1 una floración y maduración de los cogollos muy rápida en toda la descendencia.

Los Híbridos F1 conjugan en la misma generación la apreciada “estabilidad” y también el preciado “vigor híbrido”.

Estas variedades más rápidas supone un ahorro de tiempo, recursos y esfuerzos. Además, la rápida floración de estas genéticas es una importante ventaja que puede ser aprovechada por aquellos agricultores que cultivan en zonas húmedas y lluviosas o con inviernos duros, ya que las plantas de marihuana pueden anticiparse a la época más virulenta de ataque de hongos o a la llegada del mal tiempo y el frio.

Ventajas de las semillas fotodependientes

De la misma forma que las semillas autoflorecientes tienen algunas ventajas sobre las semillas fotodependientes, las semillas fotodependientes también tienen algunas ventajas sobre las semillas autoflorecientes, vamos a exponeros las principales de estas ventajas:

  • Conservación de Plantas Madre: Una de las principales ventajas de las semillas fotodependientes es la posibilidad de conservar, de forma indefinida, clones de cualquier planta especial que hayamos encontrado. Esto se realiza normalmente manteniendo los clones con luz artificial con un fotoperiodo de 18h de luz y 6 de oscuridad. Con este fotoperiodo las plantas se mantienen en estado vegetativo sin entrar nunca en floración y son utilizadas para extraer clones de ellas.
  • Propagación Vegetativa: Estas plantas fotodependientes podemos multiplicarlas en nuestro jardín sacando esquejes de nuestra planta de semilla o de nuestra planta madre.
  • Control de la altura, envergadura y producción: manteniendo las plantas fotodependientes con un fotoperiodo de crecimiento vegetativo el tiempo necesario para alcanzar la altura que deseemos, podemos controlar la altura y envergadura de las plantas para conseguir plantas de gran tamaño y altas producciones de cogollos. Esto nos permite en exterior, con muy pocas plantas, nuestro auto abastecimiento anual de hierba. De la misma forma, controlando el fotoperiodo para inducir la floración sin apenas crecimiento conseguiremos el efecto contrario, plantas pequeñas, discretas y con un rápido ciclo vital. Para planificar la altura deseada tendremos que tener en cuenta que, dependiendo de la variedad, las plantas pueden desde duplicar hasta cuadruplicar la altura que tenían al principio de la floración o desde que iniciamos el cambio del fotoperiodo en interior.
Filosofía de crianza de Sweet Seeds®

Debido a una injusta prohibición y al fenómeno de la globalización, la marihuana está sufriendo en los últimos 100 años una extinción masiva de variedades silvestres y domesticadas. Para muchas de estas variedades de marihuana únicas ya es demasiado tarde y su recuperación es imposible. Esta pérdida de biodiversidad es un hecho injustificable, significa una inmensa pérdida de recursos naturales para el planeta. El código genético único de cada variedad vegetal es un laboratorio vivo que podría abrir en el futuro la puerta a grandes conocimientos y descubrimientos, y ser de gran ayuda en los grandes desafíos médicos, energéticos e industriales que tiene que afrontar la humanidad en este siglo XXI.

Desde Sweet Seeds® pensamos que la mejor forma de proteger la marihuana para el futuro, cuando acabe esta injusta e irracional persecución que pesa sobre la planta de marihuana, es preservando y aumentando su diversidad, a la vez que repartiendo sus semillas.

Nuestra filosofía de crianza es sencilla, los breeders de Sweet Seeds® somos consumidores y coleccionistas de genéticas, buscamos y seleccionamos las mejores genéticas que se cruzan en nuestro camino para conservarlas indefinidamente y así poder disfrutar de ellas hoy, mañana o el resto de nuestra vida. Trabajamos con la convicción de que dentro de 200 años las generaciones futuras disfrutaran de nuestro trabajo, que es a la vez nuestra gran pasión.

Los criterios que utilizamos para seleccionar nuestras mejores madres atienden principalmente a las cualidades deseables de estas plantas y no a su origen, procedencia o pedigrí. Los parentales que usamos en Sweet Seeds® son el resultado de veinte años de búsqueda, selección, conservación y desarrollo.

Plantas de alta producción de flores y tricomas con especiales y agradables aromas han sido desde siempre señas de identidad de nuestra colección de genéticas.

Sweet Seeds® somos un banco de semillas pionero en el desarrollo y mejora de las modernas variedades feminizadas de semillas fotodependientes. Nosotros hemos creído en estas nuevas genéticas feminizadas desde que conseguimos reproducir nuestras amadas plantas hembra entre ellas y conseguimos nuestras primeras semillas feminizadas.

Crianza de las variedades fotodependientes

Las variedades de Sweet Seeds®, son el resultado de programas de crianza clásica. En estos programas trabajamos cruzando, reproduciendo y seleccionando las distintas genéticas hasta obtener resultados satisfactorios y acordes con los objetivos perseguidos. Estos programas de crianza tienen como finalidad la selección y estabilización de los caracteres deseables, agronómicos, botánicos (distancia internodal, densidad de los cogollos, etc…), quimiotípicos (perfil de cannabinoides y terpenos) y organolépticos (sabores y aromas), etc…, y la eliminación de caracteres indeseados si los hubiese.

Los criadores de Sweet Seeds® siempre hemos prestado una especial atención a la selección y estabilización de los caracteres organolépticos. Todas nuestras variedades son especialmente aromáticas y sabrosas, esta es una seña de identidad de nuestro banco de semillas y la razón de que se llame “Sweet Seeds®”. Para nosotros el sabor y el aroma son tan importantes como los niveles de cannabinoides, la cantidad de resina u otros caracteres deseables.

Para la producción de las semillas feminizadas fotodependientes “comerciales” (las que van destinadas a la venta al público), en Sweet Seeds® utilizamos “clones élite” seleccionados. La “selección clonal” es un aspecto fundamental en los programas de mejora de la mayoría de genéticas de marihuana.

Los clones élite son el resultado de un intenso trabajo de selección de los mejores ejemplares al final de los programas de crianza o resultado de la labor de búsqueda y coleccionismo de nuevas genéticas excepcionales que son utilizadas como material de partida en los programas de crianza. Estos clones élite son conservados en nuestro “banco de madres” y son las mejores plantas de marihuana femeninas que a lo largo de nuestra vida como cannabicultores, criadores y coleccionistas de genéticas se han cruzado en nuestro camino. Estos clones élite además de reunir una gran cantidad de caracteres interesantes para el cannabicultor tienen que demostrar una buena aptitud para crear buenos híbridos y responder bien a la técnica de inversión del sexo, necesaria para producir las semillas feminizadas.

Para producir la semilla comercial de cada variedad se utilizan siempre los mismos clones élite. Utilizar siempre los mismos parentales tiene sus ventajas. De esta forma los resultados son totalmente predecibles, ya que son conocidos de antemano y serán siempre los mismos, permitiendo de forma inequívoca garantizar la calidad de las semillas obtenidas. Solo en el caso de que encontremos algún clon élite que ceda mejores caracteres a la descendencia, manteniendo los rasgos característicos de la variedad, se sustituye algún parental, y esto no suele ser algo frecuente.

Por el contrario, cuando trabajamos con genéticas autoflorecientes no podemos guardar mediante clones los mejores ejemplares que encontramos y tenemos que trabajar con poblaciones de semillas. Esto nos obliga a los criadores de variedades autoflorecientes a una permanente tarea de selección de parentales tanto en el desarrollo del programa de crianza como cada vez que se reproducen las semillas comerciales. Dependiendo de los parentales elegidos en cada generación, estas poblaciones pueden experimentar derivas genéticas en una u otra dirección, no manteniéndose así las frecuencias génicas constantes en la semilla comercial. En los últimos años se han mantenido así estas poblaciones de semillas autoflorecientes en constante evolución y mejora.

En el caso de las semillas F1 Fast Version®, son la primera generación filial resultante del cruce entre un clon élite del banco de madres de Sweet Seeds® y una cepa seleccionada de semillas autoflorecientes de última generación, son Híbridos F1. Siempre se comercializa esta primera generación, pues es la única que es 100% uniforme para el carácter fotodependiente y 100% de floración rápida. El proceso es relativamente sencillo, la dificultad estriba en la selección de los parentales. Los parentales que usamos en Sweet Seeds® son el resultado de veinte años de búsqueda, selección, conservación y desarrollo.

La Hibridación

La técnica más comúnmente utilizada en el desarrollo de nuestras variedades fotodependientes es la hibridación, con el objetivo de aprovechar el vigor híbrido y aportar uniformidad a la descendencia.

La Hibridación es uno de los métodos más importantes y fructíferos de la mejora genética y uno de los más utilizados por los bancos de semillas de marihuana, permite reunir de una forma rápida los caracteres deseables de ambos parentales, además de perseguir un objetivo principal que es aprovechar el fenómeno del vigor híbrido o heterosis. Este vigor híbrido normalmente se expresa en caracteres de tipo cuantitativo, es decir caracteres que son medibles y en la marihuana se suele expresar como un:

  • Aumento de rendimiento
  • Mejor adaptación al medio
  • Mayor resistencia a plagas y enfermedades
  • Mayor tolerancia a estreses ambientales
  • Incremento de la velocidad de crecimiento
  • Mayor precocidad (Reducción del tiempo necesario para alcanzar la madurez)
  • Aumento de tamaño en general, de cogollos, tallos, hojas, etc…
  • Aumento del número total de nudos, hojas, flores, tricomas, etc…
  • Aumento de la cantidad total de terpenos y cannabinoides

No todas las especies vegetales presentan el fenómeno del vigor híbrido, aunque es bastante frecuente en el reino vegetal y este se expresa con mayor intensidad para nuestra suerte en las especies alógamas, como es el caso de la marihuana, y la heterosis o vigor híbrido es mayor cuanto mayor es la lejanía genética entre los progenitores.

La Autopolinización

En contraposición a la hibridación, la técnica de autopolinización la empleamos para reproducir las características especiales y deseables de un clon élite sin contaminarlo con genética externa. Esta técnica aporta gran estabilidad a la descendencia y las sucesivas generaciones.

Esta técnica fue utilizada en una de nuestras primeras variedades feminizadas y fotodependientes, nuestra S. A. D. Sweet Afgani Delicious S1® (SWS02).

Las autofecundaciones producen generaciones de semillas que tienden de forma muy rápida a la homocigosis y es uno de los métodos tradicionales para conseguir líneas puras en plantas alógamas, como es el caso de la marihuana. Con cada generación de autofecundación el 50% de los genes que se encuentran en heterocigosis, pasan a ser homocigóticos.

La técnica que utilizamos para conseguir la autopolinización de un clon hembra es la misma que utilizamos para conseguir semillas feminizadas. Se trata de conseguir polen viable de un clon de planta femenina y con este polen polinizar otro clon hembra de la misma planta de marihuana. Para conseguir polen de plantas hembras utilizamos una técnica de inversión del sexo que consiste en aplicar sobre las plantas un producto basado en el Tiosulfato de Plata. Esta aplicación induce la producción de flores masculinas, y en la dosis y forma de aplicación apropiada la producción de polen abundante y viable en una planta hembra.

La autopolinización es una técnica de mejora de relativa reciente aplicación en la mejora de variedades de marihuana ya que hasta que no se descubrieron las técnicas de inversión del sexo era imposible aplicar estas técnicas de mejora sin arrastrar genes de hermafroditismo hacia la descendencia. La única forma posible de autopolinizar una planta de marihuana hembra sin utilizar técnicas de inversión del sexo, sería utilizando individuos femeninos que mostrasen alguna flor masculina bajo estrés o de forma automática, para con este polen autopolinizar la planta, pero de esta forma estaríamos realizando presión selectiva sobre el grupo de plantas que más fácilmente muestran rasgos de hermafroditismo bajo estrés, y esto no interesa en absoluto en el caso de la marihuana.

Con las modernas técnicas de inversión del sexo estas plantas que muestran algún rasgo de hermafroditismo bajo estrés son eliminadas de cualquier proyecto de mejora de variedades feminizadas, por muy excelente que sea el clon lo que interesa es producir variedades 100% femeninas y para ello han de elegirse "clones élite" (selección clonal), con nulas o casi nulas tendencias a producir flores masculinas bajo estrés, estas plantas son conocidas como "hembras puras".

De esta forma los criadores de marihuana pueden abrir nuevos caminos en la crianza y mejora con la autopolización y todas las demás técnicas de mejora que contienen autopolinizaciones, como por ejemplo la “selección recurrente”. Ahora es posible explorar estas técnicas sin arrastrar los genes de hermafroditismo, realizando presión selectiva sobre los caracteres interesantes y excluyendo en cada generación estos genes promotores de hermafroditismo de la piscina genética, en busca de las conocidas en el mundo cannábico como hembras puras.

Para la notación de autopolinizaciones se utiliza la letra "S" (del inglés "selfing"), por eso la S1, el número índica que se trata de la primera generación filial de una autopolinización.

Otras técnicas utilizadas en nuestras variedades fotodependientes

Selección Masal y sus variantes: Consiste en la selección de los individuos que muestran las características buscadas y la exclusión de los individuos indeseados. El cruzamiento de estos individuos seleccionados producirá la semilla con la que se siembre la generación siguiente. Este proceso se repite hasta conseguir una población en la que reunamos los caracteres buscados. Esta técnica tiene numerosas variantes y es frecuente que pueda intervenir junto con otras técnicas en los programas de mejora.

Variedades Sintéticas: Las variedades sintéticas, son poblaciones creadas mediante el cruzamiento en libre polinización de varias líneas genéticas diferentes, de una forma equilibrada y en aislamiento, para luego multiplicar las sucesivas generaciones asimismo en aislamiento y de forma equilibrada. Resultado de esta técnica es nuestra apreciada Cream Caramel® (SWS04).

Las variedades sintéticas comparten con las variedades híbridas el objetivo de aprovechar el vigor híbrido y aportar homogeneidad a la descendencia, fijando además por selección en sucesivas generaciones las características más deseables.

Crianza de nuestra Cream Caramel® (SWS04)

 Para la obtención de esta variedad se ha utilizado un método de mejora clásico aplicable a especies alógamas o parcialmente alógamas, como es el caso de la marihuana. Este tipo de cultivares son conocidos en terminología genética como Variedades Sintéticas (V.S.).

Cream Caramel® (SWS04) es el resultado de la mezcla equilibrada de varias de nuestras mejores índicas, elegidas por sus excelentes cualidades agronómicas, botánicas y quimiotípicas, tales como producción, tipo e intensidad de los aromas, tipo e intensidad del efecto, estructura de la planta, tiempos cortos de floración, cantidad de tricomas, resistencia a enfermedades, nula tendencia al hermafroditismo, y sobre todo, atendiendo también a sus buenas aptitudes para formar buenos híbridos.

Para la creación de Cream Caramel® se han utilizado tres líneas fundadoras, un híbrido BlueBlack (Blueberry ’99 x Black Domina ’98) del departamento I+D de Sweet Seeds®, una excelente Maple Leaf Indica de maravillosa genética afgana y una White Rhino que muestra la cara más índica y medicinal de este famoso polihíbrido holandés. Con estas tres líneas parentales formamos una población equilibrada compuesta por el mismo número de individuos de cada una de las líneas parentales. Estos grupos de plantas fueron aislados en tres espacios diferentes de forma que se evitasen las autofecundaciones y para favorecer la fecundación cruzada aprovechando al máximo la heterosis o vigor híbrido. De esta manera cada una de las líneas la dejamos que se ínter polinizase libremente sólo con las otras dos líneas parentales.

Se cosecharon y se mezclaron en igual número las semillas de esta primera generación, obtenidas de las tres cámaras de polinización, se forma aquí entonces una generación, llamémosle VS1, con todas las combinaciones híbridas posibles de las líneas fundadoras.

Está generación VS1 a su vez se dejó en polinización libre dentro de aislamiento para evitar la entrada de pólenes extraños, dando lugar al cruce en todas direcciones de todas las combinaciones híbridas posibles (VS2). En esta segunda generación VS2 las semillas se han formado mediante combinaciones de gametos de las tres líneas parentales totalmente barajados al azar. Esta población es una población panmíctica, en equilibrio, y todas las generaciones siguientes serán idénticas a ella en polinización libre y ausencia de selección, pues las frecuencias génicas se mantienen constantes.

En las siguientes generaciones hasta VS5 aplicamos “selección masal”, escogiendo números suficientemente grandes de parentales que mostraban caracteres agronómicos de interés para formar la siguiente generación, en vez de dejar el proceso totalmente al azar.

Cream Caramel® es una V.S. que comparte con las variedades híbridas el objetivo de aprovechar el vigor híbrido y aportar homogeneidad a la descendencia, fijando además por selección en sucesivas generaciones las características más deseables. Tras cinco generaciones de polinización libre y selección, el resultado es Cream Caramel®, una variedad muy estable y productiva, de intenso sabor y con abundante resina, muy adaptable a condiciones desfavorables y adversidades ambientales (frío, sequía, etc.) debido a su gran ancho de banda genético que dota a la Cream Caramel® de una gran flexibilidad genética para adaptarse al medio, mayor que en los Híbridos F1.

Para la obtención de Cream Caramel® al igual que para el resto de variedades fotodependientes de Sweet Seeds® no se han utilizado machos en las fecundaciones, si no que se han aplicado modernos métodos de inversión del sexo sobre plantas hembras seleccionadas, consiguiendo de esta manera una V.S. que ronda el 99,9% de descendencia femenina.

Product added to wishlist
Producto agregado para comparar.