Cariofileno: el terpeno que alerta a los perros policía

A pesar de que – comúnmente – los efectos beneficiosos del cannabis se atribuyen solamente a los cannabinoides, algunos expertos creen que el potencial terapéutico de la marihuana reside en preservar o extraer los terpenos.

El Cariofileno es uno de los componentes químicos que aportan ese sabor picante tan característico de la pimienta negra. Este terpeno está presente en el clavo, el romero, el lúpulo, la caléndula, el árbol de la canela, el orégano y, por supuesto, en la planta de Cannabis Sativa. De hecho, es uno de los terpenos que están presentes en absolutamente todas las variedades, y por ello, el responsable de que los perros patrulla identifiquen ese característico aroma.
Además es uno de los más presentes en extracciones de cannabis debido a su resistencia ante el proceso de descarboxilación, ya que su punto de ebullición es a 120ºC.

El beta-carofileno cumple una función en las plantas de supervivencia evolutiva; incrementa su biosíntesis y, de ser atacada, libera dicho terpeno para atraer a insectos depredadores y así reducir el daño producido por los insectos herbívoros, por lo que está implicado en el sistema de defensa de las plantas, actuando como insecticida y antifúngico. En las plantas de cannabis el cariofileno y el CBC actúan en la defensa frente a ataques de hongos.

El cariofileno, al igual que el mirceno y el pineno, tiene propiedades anti-inflamatorias, sin tener como efecto secundario la aparición de úlceras gástricas como ocurre con fármacos destinados a este fin. Este conocido efecto del cannabis puede tener un gran potencial para combatir muchas enfermedades inflamatorias, que van desde la artritis y la cistitis hasta la esclerosis múltiple y la demencia asociada con el VIH.

El cariofileno no sólo no provoca estas úlceras, sino que además puede prevenir su aparición. Cabe recalcar que actúa como agonista del receptor CB2, es decir, da lugar a un incremento en los niveles de los endocannabinoides y sus acciones.

Esto hace al beta-carofileno la primera molécula no cannabinoide con acción cannabinomimética y autorizada para el consumo humano.

Existen estudios con animales que han demostrado que este terpeno podría ser eficaz para luchar contra la depresión y la ansiedad.

El descubrimiento de este compuesto químico natural, que no sólo se encuentra en la marihuana, amenaza a la industria farmacéutica al proporcionar una alternativa natural a los costosos medicamentos sintéticos que esta desarrolla. Una vez más, los intereses políticos y económicos se interponen en tratamientos efectivos menos agresivos y costosos.

 

Texto: @desayunoconweed