¿La Marihuana ayuda en casos de depresión?

Un estudio realizado por la Universidad de Buffalo, USA, han asociado a los cannabinoides contenidos en la marihuana con la reducción de la sensación de dolor, aumentos en el apetito y a una sensación general de bienestar.

La depresión y los antidepresivos

Es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo- transitorio o permanente – caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, que provoca además una incapacidad- total o parcial – para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana.

marihuana_medicinal

Esta patología es tratada con antidepresivos, que son medicamentos que también se utilizan para tratar trastornos de ansiedad, trastornos obsesivo-compulsivos, alimenticios… Estos fármacos alteran las funciones químicas del cerebro que participan en la transmisión de información entre las neuronas – sinapsis cerebrales – aumentando la cantidad de neurotransmisor disponible. Tradicionalmente estos fármacos ayudaban al neurotransmisor 5-HT – serotonina -, pero hoy en día combinan este con otros neurotransmisores como la noradrenalina (Na) o la dopamina (Da).

Pero estos medicamentos – aunque es cierto que generalmente ayudan a los afectados – tienen una larga lista de efectos secundarios, tanto a corto como a largo plazo, desde somnolencia, dolores articulares o migrañas, hasta aumento de peso, disfunciones sexuales, pérdida de neuronas, mayor riesgo de cáncer y problemas del sistema digestivo. Por lo que hay muchas personas que aun sufriendo patologías de este tipo esperan a medicarse hasta no aguantar más, por temor a fármacos tan agresivos.

¿Puede ser la marihuana un remedio más seguro contra la depresión?

Un estudio de la Universidad de Buffalo, USA, demostró que el estrés crónico reduce la cantidad de endocannabinoides en el cerebro de las ratas.

Los endocannabinoides, que son compuestos químicos producidos naturalmente por el cuerpo, y muy similares a los cannabinoides, ya han sido asociados en numerosos estudios a la reducción de la sensación de dolor, a aumentos en el apetito y a una sensación general de bienestar.

Suministrando cannabinoides a las ratas consiguieron estabilizar los niveles de endocannabinoides en el cerebro para así paliar los efectos producidos por el estrés, y prevenir la depresión.

Hacen falta más estudios en este campo, pero tras los recientes avances legislativos en varias zonas del mundo, todo apunta a que en un futuro los cannabinoides jugarán un papel crucial para ayudarnos en los peores momentos de nuestras vidas.

 

Texto: @desayunoconweed