Autismo y Cannabis -Nuevas investigaciones sobre autismo y cannabis en Israel

Un equipo de investigadores del Hospital Shaare Zedek – Jerusalén -, a cargo de Adi Eran, jefe del ‘Departamento Infantil de Neurología’, implementarán en 5 centros médicos del país, el tratamiento de aceite de marihuana con alto contenido en CBD en pacientes con autismo.

Hasta la fecha, se calcula que más de 25.000 personas usan marihuana como alternativa natural.

Tras obtener resultados positivos con tratamientos a base de cannabis en pacientes epilépticos, y teniendo en cuenta los testimonios acumulados sobre los beneficios de esta planta por todo el mundo, Israel ha decidido llevar a cabo una investigación para conseguir mitigar conductas violentas en pacientes que sufren autismo.

El estudio – pionero en su formato, aseguran – se centrará en unos 120 pacientes, de distintas edades – desde niños de 4 años hasta adultos de 30 -. Un equipo de investigadores del Hospital Shaare Zedek – Jerusalén -, a cargo de Adi Eran, jefe del ‘Departamento Infantil de Neurología’, implementarán en 5 centros médicos del país, el tratamiento de aceite de marihuana con alto contenido en CBD.

Según el doctor Eran, los efectos causados en los casos tratados hasta la fecha son positivos o nulos. Es decir, que en ningún caso han repercutido de manera negativa.

Los centros de investigación israelíes están considerados una referencia en todo lo que se refiere a esta enfermedad y, a su vez, es uno de los países más avanzados en relación al uso de cannabinoides con fines terapéuticos.

Avigail Dar es madre de un joven autista de 23 años, que lleva siendo tratado desde los 12 con medicamentos psiquiátricos. Tras cinco años medicándose, desarrolló epilepsia además de conductas violentas. Tras empezar el tratamiento con aceite de cannabis hace un año, que se basa en tres gotas diarias, hay un descenso de la ansiedad y un aumento de la capacidad de comunicación. Desde mi punto de vista, se trata de un milagro, concluye la madre.

 

Publicado por @desayunoconweed