Guía de cultivo hidropónico de cannabis

Existen diferentes tipos de cultivo y hoy desde Sweet Seeds® queremos explicarte todo sobre la hidroponía. Este método de cultivo se basa en el cultivo sin suelo y los nutrientes son suministrados a las plantas a través del agua.

¿Qué es un cultivo hidropónico?

Como su nombre lo indica, el cultivo hidropónico, hace referencia a la técnica de cultivo sin suelo. En este tipo de cultivos el sustrato se sustituye por un medio inerte (fibra de coco, lana de roca, etc.) y queda suspendido en un depósito de agua.

Todos los nutrientes específicos, necesarios para el desarrollo correcto de las plantas de marihuana hidropónica se suministrarán a través del agua.

¿Qué necesito para mi sistema hidropónico? 

Es importante mencionar que en muchos casos se suele usar un calentador y un enfriador de agua. En invierno la temperatura no debe bajar de 18ºC y en verano no puede subir de 22-24ºC ya que se pudren las raíces.

A continuación, te vamos a detallar todo el material necesario para llevar a cabo un cultivo de marihuana hidropónico en interior:

  • Luces (LED o HPS).
  • Ganchos para la iluminación.
  • Armario de cultivo.
  • Depósito hidropónico y bandeja.
  • Piedra difusora y bomba.
  • Sustrato (por ejemplo, arcilla expandida, fibra de coco, lana de roca o zeolita).
  • Macetas de malla.
  • Semillas.
  • Ventilador y tubos.
  • Filtro de carbón.
  • Ventilador oscilante.
  • Fertilizantes para hidroponía.
  • Medidores de pH y PPM.
  • Higrómetro.

Una buena manera de ajustar costes de todo el material es comprándolo por separado. De este modo, podrás ir ajustando todo el material según tus necesidades y preferencias. 

¿Cuánto cuesta poner un sistema hidropónico? 

Una de las dudas más comunes a la hora de decidir realizar un cultivo hidropónico casero es ¿Cuánto me puede costar crear mi cultivo hidropónico marihuana?

Lo primero que pensarás es en toda la tecnología que necesitas: luces, temporizadores, interruptores, depósitos, filtros, fertilizantes, y en todo el gasto que puede suponer adquirir todos los materiales.

Puedes optar por adquirir un kit de cultivo hidropónico económico, un simple cubo de plástico de las dimensiones necesarias, y material que tengas disponible en casa. Por ello, el coste de un sistema hidropónico depende realmente del dinero que tú decidas invertir.

¿En qué medio ponerlo? 

Si te has decidido en crear tu cultivo de marihuana hidropónico, lo primero que tendrás que pensar, es en elegir qué medio de cultivo vas a utilizar.

A continuación, te dejamos los medios de cultivo más utilizados por los cultivadores de marihuana hidropónica y las características de cada uno de ellos.

Fibra de coco

Si buscas una opción sostenible, la fibra de coco es tu medio de cultivo hidropónico. Resulta ideal para mantener una buena retención de humedad y aireación. También se caracterizan por ser protectoras de raíces que puedan resultar infectadas por el uso de fertilizantes.

Lana de roca

Es un material con una textura de lana y viene de rocas volcánicas. Es un material con una gran capacidad de absorción de agua, lo que garantiza una hidratación excelente al sistema radicular de tus plantas. 

Su manera de uso en sistemas hidropónicos es colocando la lana de roca en una cesta hidropónica, aunque también se puede colocar en la parte superior del depósito. 

Perlita

Este material es un vidrio volcánico el cual se expande al exponerse a altas temperaturas. Es muy útil para airear el sustrato de tus plantas y resulta ideal como medio de cultivo hidropónico.

Bolas o guijarros de arcilla

Este es un medio muy popular entre los cultivadores de cannabis. Ofrecen un excelente sistema de aireación a las raíces de tus plantas. La manera de utilizar las bolas de arcilla es colocando los guijarros o bolas de arcilla en una cesta hidropónica de plástico con aperturas para que puedan crecer las raíces.

Sistemas hidropónicos

Si ya has elegido el medio para tu cultivo hidropónico, es el momento de elegir tu sistema de cultivo hidropónico

Te pueden parecer todos los sistemas de cultivo muy similares, ya que se basan en una solución líquida, el agua, el cual tiene que ser enriquecida con los nutrientes necesarios para tu cultivo, pero tienes variaciones en cuanto a circulación de agua se refiere y un aporte de oxígeno, por el uso de la bomba.

Los sistemas que vamos a explicarte a continuación los puedes adquirir, pero si eres un ‘manitas’ podrás construirlo con tubos, bombas, piedras, tornillos y taladro.

Deep Water Culture (DWC)

Con este sistema de cultivo, hacemos mención del sistema hidroeléctrico más fácil de controlar

Consiste en rellenar un recipiente con agua y suministrarle los nutrientes de pH controlado. Las plantas se encuentran suspendidas en la parte superior del depósito, dejando solo las raíces en contacto con el agua.

Es muy importante que si eliges utilizar el método Deep Water Culture (DWC) que se mantenga una limpieza completa tanto del recipiente como del agua. 

Ebb/Flow system

El sistema de flujo y reflujo (Edd/Flow system) está formado por: 

  • Bandeja de cultivo
  • Tubos
  • Un depósito de agua
  • Una bomba de agua

Consiste en conseguir que el agua fluya y se drene. Para ello, se emplean varios cubos suspendidos sobre una bandeja de cultivo con entrada y salida para el agua. La bomba de agua, la cual es controlada por un temporizador, será la encargada de llevar el agua del depósito a la bandeja. 

Este sistema permite una alimentación controlada y regulada

Sistema de goteo

Si mencionamos un sistema simple de entender y aplicar, es el sistema de goteo. Pero es importante tener un poco de experiencia en sistemas de riego automáticos.

Este sistema consiste en el bombeo de agua que va desde un depósito que circula a través de un tubo principal, que tiene una subsección de tubos y goteros por donde llevan el agua directamente al medio de cultivo de las plantas.

Es necesario llevar un control de los niveles óptimos de agua y nutrientes, al igual que con cualquier otro sistema hidroeléctrico. La mayor atención debe estar en el funcionamiento correcto de los goteros, verificando la presión y el flujo correcto del agua.

N.F.T: Nutrient Film Technique

La técnica N.F.T (Nutrient Film Technique) se basa en los mismos principios que un sistema de flujo y reflujo (Ebb/Flow system), pero tienen una pequeña diferencia entre ellos. 

En el N.F.T (Nutrient Film Technique), el agua es bombeada desde el depósito hacia las bandejas donde se encuentran las plantas. Pero estas bandejas se encuentran ligeramente inclinadas, permitiendo que el agua que es bombeada desde el lado más alto se deslice hacia abajo, recorriendo toda por la bandeja o tubería, llevando el agua y los nutrientes al sistema radicular de las plantas.

Sistema Aeropónico

Los sistemas de cultivo aeropónicos consisten en pulverizar con agua, asegurando así una correcta hidratación y aireación de nuestras plantas.

En este sistema las plantas se tienen que colocar en la parte superior de un depósito de agua lo suficientemente grande. Dicho depósito se llenará sólo un 25% de su capacidad total. En el fondo se coloca una bomba de agua que la distribuirá a los atomizadores que se encuentran debajo de las raíces.

Este método es muy eficaz para conseguir cultivos de gran calidad.

Ventajas y desventajas de los sistemas hidropónicos

Los cultivos de cannabis hidropónicos tienen muchas ventajas ante los cultivos en tierra, pero también existen diversos factores que pueden suponer desventajas a la hora de elegir este método de cultivo.

A continuación, os dejamos las ventajas y desventajas de cultivar marihuana en hidroponía:

Ventajas

Las plantas cultivadas en sistemas hidropónicos, crecen mucho más rápido y los rendimientos son mucho mejores en comparación con las plantas cultivadas en el suelo.

Os resumimos todas las ventajas que aportan los cultivos hidropónicos marihuana son:

  • Se controla con exactitud los nutrientes que las plantas están recibiendo.
  • Supone una liberación de ciertas plagas que pueden aparecer en cultivos de suelo como gusanos, hormigas, etc.
  • Requiere un menor uso de herbicidas e insecticidas.
  • La nutrición se puede ajustar inmediatamente. 
  • No suelen crecer malezas indeseables.
  • Se puede cultivar un número mayor de plantas en espacios más pequeños. Esto se debe a que las raíces no necesitan buscar nutrientes y oxígeno de la misma manera que lo hacen en el suelo.
  • El consumo de energía de las plantas es menor.
  • Medir el pH del agua es mucho más fácil.
  • Los sistemas hidropónicos consumen menos agua. Aunque pueda parecer irónico, es así, y es que toda el agua que las plantas no están usando es reciclada.

Desventajas

No todo puede ser perfecto, si decides aplicar un cultivo hidropónico de marihuana, recuerda todas las desventajas que os mencionamos a continuación para prevenir cualquier posible error, y conseguir excelentes cultivos de gran calidad y producción.

  • Las plantas de cannabis cultivadas en sistemas hidropónicos se ven afectadas directamente en caso de error en los niveles de nutrición y riego.
  • Se requiere mayores conocimientos técnicos para gestionar hidrosistemas.
  • Requiere un cuidado adicional al trabajar con agua y sistemas eléctricos. Hay que tener mucho cuidado y precaución.
  • En caso de aparición de alguna enfermedad en las plantas, la propagación es veloz. Por lo tanto, es importante mantener todo el equipo limpio y esterilizado.

Consejos generales para el cultivo hidropónico

Desde Sweet Seeds® te dejamos los mejores consejos para aplicar cultivos hidropónicos. Es muy importante tenerlos todos en cuenta ya que estos sistemas requieren un continuo mantenimiento y atención para asegurar un entorno de cultivo correcto.

  • Suministrar niveles adecuados de nutrientes y fertilizantes: Las plantas de marihuana al ser cultivadas en sistemas hidropónicos dependen de la alimentación que le suministres. Por ello, recuerda seguir las indicaciones de los fabricantes y las dosis correctas tanto en su fase de vegetación como de floración.
  • Control del pH: Es muy importante que se controle con la ayuda de medidores, continuamente los niveles del pH. Durante la fase de vegetación, lo recomendable es mantener un pH de 5,5-5,8. Durante la fase de floración un pH de 6. Asegúrate de cambiar la solución una vez a la semana para lograr mantener estos niveles.
  • Temperatura del agua: Es recomendable mantener el agua de tu sistema hidropónico a unos 20ºC. Podrás controlar y regular la temperatura con la ayuda de termómetros de agua y regularlos a la temperatura indicada.
  • Limpieza del equipo de cultivo hidropónico: mantener todo el equipo de cultivo hidropónico limpio es fundamental para mantener a tus plantas de cannabis protegidas de posibles enfermedades.  
  • Selección de variedad de cannabis correcta: Este es uno de los factores más importante. Al cultivar marihuana hidropónica, las plantas absorben los nutrientes mucho más rápido. lo que supone un mayor crecimiento. Es por este motivo que te recomendamos valorar tu espacio de cultivo para valorar cultivar plantas de gran tamaño o mejor elegir plantas de marihuana más compactas y pequeñas.

Como puedes ver, los sistemas de hidroponía pueden adaptarse tanto económicamente como en recursos según el tipo de cultivo que elijas.

Con todo esto, desde Sweet Seeds® esperamos que, si te animas a cultivar con sistemas hidropónicos, logres obtener grandes cultivos donde la calidad y la producción, predomine en todas tus plantas de cannabis.

cultvo hidropónico.mp4 from Sweet Seeds® on Vimeo.

Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. El cultivo de Cannabis puede ser constitutivo de delito o de falta administrativa; consulte la legislación sobre Cannabis en su lugar de residencia. Sweet Seeds S.L. no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales.

Texto: @Sweet Seeds®