Todo lo que necesitas saber sobre la poda de tus plantas de marihuana

Poda cannabis

Las plantas de marihuana que generan alta producción y calidad son muy deseadas por cualquier cultivador de cannabis. La poda de nuestras queridas plantas es un factor muy importante para aumentar su capacidad para producir magníficos cogollos y promover la salud general de la planta.

El término “poda” se refiere a cualquier acción que implique la eliminación de partes de la planta a lo largo de su ciclo de vida, como hojas, ramas y brotes. La práctica de la poda se puede hacer de diferentes maneras, y cada cultivador tiene sus propias preferencias.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de realizar podas?

  • 1.- Valora la situación antes de podar una cepa autofloreciente, ya que tienen un periodo de crecimiento determinado y no tendrán el mismo margen de recuperación que una variedad fotodependiente. Si quieres limitar la altura, puedes utilizar la técnica LST, con la cual evitaras realizar una poda en el tallo principal.
  • 2.- Es recomendable informarse y entender la función de las podas. Una poda mal efectuada, puede incluso desencadenar en la infección de la planta por un hongo.
  • 3.- Es importante identificar todas las partes de la planta. Al realizar podas, el hecho de no saber la diferencia entre el tallo principal y las ramas laterales puede resultar un desastre. Si eres un cultivador principiante, ten paciencia, cultiva tus plantas dejando que se desarrollen de forma natural, y aprende tanto como sea posible durante todo su ciclo de crecimiento. Respetar este proceso te recompensará a largo plazo.
  • Cuando una planta de cannabis crece naturalmente, sin intervención humana, generalmente desarrolla una cola principal (brote apical) que crece en la parte final del tallo principal, con brotes más pequeños que se desarrollan repartidos en toda la estructura de la planta. La mayoría de cultivadores, utilizan distintos métodos para dar forma a las plantas y así conseguir una mejor distribución de los brotes, consiguiendo unos mejores resultados.

  • 4.- Cuando vayas a realizar una poda, asegúrate de usar tijeras afiladas, esterilizadas con alcohol. Esto ayudará a crear cortes limpios y a prevenir infecciones no deseadas. No recomendamos usar cuchillos para podar, tampoco arrancar partes de la planta directamente con las manos.
  • 5.- La poda es una acción que puede afectar y estresar a las plantas de marihuana. Por lo tanto, es mejor podar, y luego dejar un margen de recuperación. Se recomienda mantener al menos una semana entre cada sesión de poda.

Partes de la planta de marihuana que se pueden podar

Hay tres partes principales que deben ser podadas: hojas, ramas laterales y pequeños cogollos.

Las hojas que se localizan dentro de las zonas cercanas al tallo principal en la planta de marihuana, deben ser removidas para obtener una mejor distribución de la energía hacia las yemas. También, las hojas amarillas que estén a punto de caer, pueden ser removidas para tener una mejor limpieza e higiene en el cultivo. Recuerda evitar quitar las hojas principales (las hojas grandes), ya que éstas ayudan a proporcionar una mejor captación de energía en las plantas. Algunas veces, las hojas amarillas también pueden ser debido a una falta de nutrientes, como la clásica carencia de nitrógeno, lo cual se debería tratar de solucionar con nutrientes y métodos especiales. Esto es importante tenerlo en cuenta, ya que la plantas suelen ‘hablarnos’ a través de cambios de color o forma de las hojas. Si observas y ves claro qué hojas se caerán, puedes tratar de retirarlas para mejorar también la circulación y la higiene en él cultivo.

Las plantas de marihuana toman forma a lo largo de la fase vegetativa, generando pequeñas ramas que crecen partiendo de las ramas principales. Estas pueden ser removidas para así promover el crecimiento de las yemas principales, ¡pero ten cuidado de no cortar las ramas principales! Es mejor cortar las ramas pequeñas 1-2 semanas antes de que comience la floración. Aconsejamos esta técnica para cultivadores experimentados.

Cuando se cosechan las plantas, los cultivadores a menudo se preguntan qué hacer con los pequeños e inmaduros brotes que crecen a través de las ramas. La respuesta es que éstos se deberían haber eliminado lo antes posible una vez iniciada la fase de floración. Esto también lo recomendamos para cultivadores más experimentados que pueden detectar y decidir qué yemas crecerán más cortas.

Tipos de poda

A continuación, te hablaremos de los tipos de poda y algunas de las técnicas más conocidas y eficientes para los cultivos de marihuana. Todas estas podas y técnicas favorecerán al desarrollo de plantas robustas y vigorosas, control de la altura de las plantas y lo más importante obtener mayor rendimiento y producción en nuestro cultivo.

  • Poda Apical

  • La poda apical, es un sistema muy utilizado, tanto en cultivos de interior como de exterior, que consiste en realizar un corte en el tallo principal de la planta de marihuana para evitar que la planta siga creciendo en vertical, y reforzar a que la planta genere nuevas ramas maximizando así la producción en el cultivo.

    Poda Apical y FIM

    Para poder realizar esta poda, es recomendable esperar a que la planta cuente con al menos 3 nudos, para que pueda resistir el estrés ocasionado. Se debe realizar el corte lo más limpio posible a ras, justo encima de los dos últimos brazos de la rama, y como resultado se observará como se desarrollarán los brazos restantes, desarrollando incluso nuevos brazos en ellos quedando la planta en forma de Y.

  • Poda F.I.M

  • Esta es una poda muy parecida a la poda Apical, ya que en ésta también se realiza el corte en el tallo principal, pero la diferencia se encuentra en que, en lugar de cortar a ras el tallo, se debe cortar la última y nueva yema que este brotando de la parte superior del tallo principal, dejando únicamente un 20% aproximadamente. Esto promoverá el desarrollo de más brotes desde una misma yema.

  • Poda lollypop o poda de ramas bajas

  • La finalidad de esta poda es concentrar la producción de cogollos en la parte superior de la planta de cannabis. La poda lollypop, consiste en que las ramas laterales que crecen junto con las hojas y los pequeños brotes de cogollos situados desde la parte inferior hasta la mitad de la planta, se eliminan, dejando una estructura superior para recibir toda la energía de la luz.

    Esta técnica debe ser considerada sobre todo para climas húmedos ya que promueve la circulación del aire a través de la planta. La poda de ramas bajas, se realiza generalmente en varias sesiones de poda y, a menudo, implica el uso de los métodos LST, Scrog y SOG para dar forma a la planta de una manera particular.

Algunas técnicas de cultivo

  • Cultivo con técnica Low Stress Training (LST)

  • LST

    Las plantas de marihuana estructural y morfológicamente, envían la mayoría de sus recursos a su parte superior, por ello con la técnica de LST, lo que conseguimos es “engañar” a nuestras plantas mediante el guiado de sus ramas para aumentar la producción, controlar su altura y obtener plantas robustas y de gran vigor. El LST lo puedes utilizar tanto en cultivos de interior como exterior.

    Puedes utilizar esta técnica durante prácticamente todo el ciclo de crecimiento de la planta antes de que llegue a una etapa avanzada de floración. Lo normal es llevarla a cabo en su etapa vegetativa donde los tallos están más tiernos y flexibles. Solo necesitaras algo que pueda servir como sujeción para los tallos (bridas de jardinería, cuerda, alambre fino, etc.) y tratar a tu planta con mucho cuidado. Con este método cambiará notoriamente la forma natural de la planta de marihuana.

  • Cultivo con Scrog

  • SCROG

    SCROG viene de Screen Of Green, es una técnica que consiste colocar una malla o rejilla por encima de nuestra planta de marihuana e ir distribuyendo sus ramas dentro las separaciones de esta malla, con la intención de que crezca debajo ella. Lo que se consigue es que todas las hojas y ramas crezcan al mismo nivel.

    La mayor ventaja que aporta la La mayor ventaja que aporta la técnica scrog, es que todas las hojas tienen la misma distancia, hasta la fuente principal de luz, evitando que generen sombras entre ellas. Además, aplicando Scrog se obtienen cultivos más productivos., es que todas las hojas tienen la misma distancia, hasta la fuente principal de luz, evitando que generen sombras entre ellas. Además, aplicando Scrog se obtienen cultivos más productivos.

  • Cultivo con SOG

  • SOG

    La técnica de cultivo SOG (Sea of Green) se utiliza para maximizar la producción en cultivos de interior. La finalidad de esta técnica es disminuir el tiempo de cultivo y obtener la mayor producción posible, ahorrando en consumo de luz y pudiendo así realizar más cultivos a lo largo del año.

    Aplicando SOG, trabajaremos con un número mayor de plantas de cannabis, las cuales, obtendrán un tamaño más reducido al que normalmente tendrían.

Conclusión

No es obligatorio podar tus plantas, puedes seguir un proceso de cultivo natural y disfrutar de los resultados finales. Sin embargo, si deseas optimizar el rendimiento y la calidad de tus cultivos de marihuana, la poda es una buena opción. Recuerda experimentar, documentar, atreverte hacer algunas pruebas y, sobre todo,

¡Disfrutar del proceso de poda!

 

Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. El cultivo de Cánnabis puede ser constitutivo de delito o de falta administrativa; consulte la legislación sobre Cánnabis en su lugar de residencia. Sweet Seeds S.L. no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales.

 

Texto: @Sweet Seeds®