Todo lo que tienes que saber sobre el trasplante de tus plantas de marihuana

Trasplante marihuana

Tener controlado el momento exacto en el que nuestras plantas necesitan ser trasplantadas puede añadir un extra en la producción final del cultivo, pero es muy importante realizarlo correctamente para evitar que nuestras plantas de marihuana puedan estresarse.

Para conseguirlo, os dejamos toda la información necesaria para que el trasplante de vuestras plantas de cannabis se realice en el momento adecuado y con el menor número de errores posibles, para así obtener plantas sanas y fuertes.

¿Qué significa trasplantar?

Es simple, trasplantar consiste en mover a nuestras plantas de marihuana de la maceta donde se han establecido a otra maceta por lo general más amplia. El desarrollo de las plantas de cannabis está condicionado principalmente por la genética de las variedades, sin embargo, la forma que pueden adoptar sus raíces también podrá influir en la forma de crecer de las plantas. Por ejemplo, si el sistema radicular es amplio, pero no muy profundo, la planta tenderá a crecer a lo ancho, ramificando más lateralmente, en cambio, si su sistema radicular es profundo y estrecho, la planta tenderá a salir más espigada y menos ramificada lateralmente. Por ello es muy importante seleccionar la maceta adecuada durante el cultivo.

¿Por qué es importante realizar el trasplante de plantas de marihuana?

Las raíces de las plantas, tanto para cultivos de interior como exterior, necesitan de oscuridad, humedad, oxígeno y espacio para poder desarrollarse correctamente. En el caso de la marihuana las raíces tienden a desarrollarse hacia los lados y el fondo de la maceta, por lo cual, si utilizamos inicialmente una maceta grande, las raíces no se distribuirán de forma óptima, desarrollándose hacia los bordes y fondo, dejando espacio sin colonizar. El trasplante nos ayudará que se desarrollen las raíces a lo largo del sustrato de una forma más uniforme y óptima, mejorando la capacidad de obtención de nutrientes.

Otra consecuencia de utilizar desde el principio macetas de gran capacidad es que el sustrato retendrá mayor cantidad de agua durante un mayor periodo de tiempo, pudiendo generar un exceso de humedad.

Muchos cultivadores se preguntan ¿el tamaño de la maceta afecta en el crecimiento de la marihuana? Efectivamente es así, optar por los trasplantes ayudará a que las plantas tengan un desarrollo óptimo y uniforme de las raíces.

Trasplante marihuana

El trasplante de plantas de marihuana autoflorecientes

Desde Sweet Seeds® no recomendamos trasplantar variedades autoflorecientes. Recomendamos plantarlas directamente en su maceta final o trasplantarla al lugar final antes de las dos semanas después de la germinación, y así, evitar cualquier estrés que pueda afectar al crecimiento y desarrollo de la planta.

Si decides trasplantar tus variedades autofloreciente, aquí te dejamos toda la información relacionada.

Como bien se sabe, las semillas autoflorecientes, también conocidas como automáticas, nos ofrecen plantas de marihuana que florecen sin tener que depender del fotoperiodo. El factor que desata su floración es la edad o el ciclo vital de estas plantas.

Para los cultivadores de semillas autoflorecientes, un tema de gran interés es el tamaño ideal de las macetas que deben utilizar. Debido a que estas plantas no producen sistemas radiculares muy amplios, inicialmente no necesitan macetas muy grandes. Lo ideal es, tras germinar las semillas entre servilletas húmedas, se planten en una maceta pequeña (entre 300ml y 500ml) asegurando que las macetas no retendrán demasiada humedad, y no falte oxígeno en el sustrato durante las primeras semanas de crecimiento, lo cual podría afectar el desarrollo de las raíces, producir carencias e incluso la aparición de un ataque fúngico.

Es muy importante tener en cuenta que debido a la rapidez con la que deben desarrollarse las variedades autoflorecientes, cualquier estrés que pueda afectar a la planta en las primeras semanas de vida podría afectar a su desarrollo y producción final.

Cuando nuestras plantas autoflorecientes han cumplido unos 17 días de vida aproximadamente, es el momento en el que podríamos realizar el trasplante a su maceta definitiva, esta deberá ser de al menos 5-10 litros y hasta un máximo de 20 litros.

El trasplante se debe realizar con extremo cuidado y delicadeza, sin dañar ni romper las raíces de las plantas de cannabis. Además, se debe utilizar un sustrato con las características idóneas para el mejor desarrollo, tanto vegetativo como radicular. Si quieres aprovechar, este es el momento ideal para añadir al cepellón con bacterias y hongos beneficiosos, como las micorrizas o los trichodermas, por lo general ayudarán al desarrollo y protección de las raíces.

¿Qué material necesitamos para realizar trasplantes?

Trasplante marihuana

Para llevar a cabo nuestros trasplantes necesitaremos el siguiente material:

  • Macetas: Necesitaremos disponer de las macetas correspondientes. Es muy importante que estas sean previamente desinfectadas antes de su uso, así evitaremos cualquier infección o enfermedad en las raíces.
  • Sustrato: Comprueba que dispones de la cantidad necesaria de sustrato para la nueva maceta. Es recomendable utilizar un sustrato con las características adecuadas.
  • Guantes: Utilizar guantes de látex, ayudará a una mejor limpieza y evitar contaminar las raíces.
  • Estimulador de raíces (Opcional): Favorecerá al desarrollo de las raíces y ayudará con el estrés ocasionado durante el trasplante.
  • Micorrizas y trichodermas (Opcional): Durante el trasplante podemos añadir al cepellón de la planta con estas bacterias y hongos que son beneficiosos para el desarrollo y protección de las raíces.

¿Cuándo trasplantar nuestras plantas de marihuana fotodependientes?

Las semillas fotodependientes, como su nombre bien indica, son variedades que dependen del fotoperiodo para iniciar su periodo de floración, el cual desencadena con la llegada de días cortos y noches largas. En cultivos de interior, con luz artificial, se suele iniciar y mantener la etapa de floración suministrando un fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 de oscuridad hasta su cosecha.

Las variedades F1 Fast Version® son versiones 100% fotodependientes de floración ultra-rápida que consiguen adelantar la cosecha de 1 a 2 semanas respecto a la versión original. Por este motivo son una elección acertada para cultivos en zonas húmedas o lluviosas que son especialmente vulnerables a los ataques de hongos.

En este tipo de plantas, el trasplante se podría llevar a cabo como el resto de fotodependientes, pero es muy importante tener en cuenta los tiempos de su ciclo de vida y no realizar ningún trasplante una vez haya iniciado su periodo de floración. Puede que al ser más rápida requiera, según la variedad, menos trasplantes que las variedades fotodependientes.

Trasplantar en cultivos de exterior:

La temporada natural para iniciar el cultivo en exterior de marihuana es en primavera, y para decidir cuándo germinar nuestras semillas fotodependientes tendremos que tener en cuenta que cuanto antes las plantemos, más tiempo de crecimiento tendrá la planta. Los mejores meses para germinar las semillas fotodependientes de Sweet Seeds® para plantar en macetas son: abril, mayo y junio.

Trasplante Exterior

Primer trasplante:

  • Sembrando en abril, mayo y junio:

    Pasada aproximadamente una semana y media desde que se planta la semilla germinada, cuando se observe entre 4 o 5 grupos de hojas, pasaremos a una maceta de al menos 2 litros. Dejaremos pasar entre 10 a 20 días para realizar el segundo trasplante.

    Para saber el momento correcto de realizar los siguientes trasplantes, tendremos que fijarnos en la altura de la planta y compararla con la altura de la maceta. Si la altura de la planta multiplica por 1.5 la altura de la maceta, las raíces ya habrán abarcado la mayoría del sustrato y tocará trasplantar de nuevo a un medio más grande. Otro método, sería comprobar si ha colonizado por completa la maceta de raíces.

Segundo trasplante:

  • Sembrando en abril, mayo: Cuando la planta haya alcanzado una altura superior a la de la maceta, será el momento de trasplantar a una maceta de al menos 7 litros, dejándola en su nueva maceta durante 20 o 30 días.
  • Sembrando en junio: pasados entre 10 y 20 días del primer trasplante y antes de que empiece su periodo de floración y/o veamos las primeras preflores, pasaremos la planta a su maceta definitiva que será de 40 litros o más.

Tercer trasplante:

  • Sembrando en abril: Trasplantamos nuestra planta de cannabis a una maceta de unos 15 – 20 litros y la dejaremos durante un mes o mes y medio.
  • Sembrando en mayo: Pasaremos a la maceta definitiva que será de 40 litros o más. Siempre hay que hacer este último trasplante antes de que la planta entre en floración.

Cuarto trasplante:

  • Sembrando en abril: Este sería el último trasplante que se va a realizar y será a una maceta de 40 litros o más, pero debe realizarse antes de que la planta inicie su periodo de floración.

Hay que tener en cuenta a la hora de trasplantar en el lugar final, que cuanto mayor sea su capacidad, mayor tamaño y altura podrá conseguir la planta de cannabis, siempre dependiendo de los diferentes factores como lo son la calidad del sustrato, el abonado, el tiempo total de luz, etc.

Trasplantar en cultivos de interior:

En este tipo de cultivos seremos capaces de controlar el momento exacto en el que se pasará la planta a periodo de floración. Podrás optar a realizar 2 o 3 trasplantes a tus plantas de cannabis.

Trasplante marihuana
  • Primer trasplante: Pasaremos después de germinar la semilla en el medio de germinación (lana de roca, jiffy, etc) a una maceta de al menos 0,4 litros. Dejaremos en su nuevo recipiente de unos 8 a 12 días.
  • Segundo trasplante: Pasados los 8-12 días realizaremos el trasplante a una maceta de un mínimo de capacidad de 3,5 litros. La dejaremos aquí durante otros 8-12 días más, o hasta que el sustrato esté completamente colonizado.
  • Puede que decidas hacer solo dos trasplantes, si es el caso, en el momento de realizar el segundo trasplante, tendrás que hacerlo a su maceta definitiva, por lo cual, es muy importante valorar la capacidad de la maceta, el número de plantas cosechadas, la iluminación y el tipo variedad cultivada (autofloreciente o fotodependiente).

  • Tercer trasplante: Para este tercer trasplante, cambiaremos la planta a su maceta definitiva, recuerda valorar la capacidad de la maceta, el número de plantas cosechadas, la iluminación y el tipo variedad cultivada (autofloreciente o fotodependiente).

¿Cómo trasplantar tu planta de marihuana?

Una vez tenemos preparado y desinfectado todo el material necesario, prepararemos la nueva maceta donde se va a trasplantar la planta de marihuana. Tendremos que llenar con un buen sustrato, aproximadamente hasta la mitad del recipiente, el cual presionaremos ligeramente para así obtener una buena consistencia para las raíces.

Ahora, con mucho cuidado y firmeza cogeremos la planta firmemente por la base de su tallo con una mano, volcando la maceta para extraer la planta por completo de su antigua maceta pudiendo observar el cepellón formado por el sustrato y el sistema radicular de la misma. Ahora con mucho cuidado y delicadeza, la colocaremos en posición vertical en su nueva maceta, rellenando el espacio entre el cepellón y la nueva maceta con nuestro sustrato, hasta que quede cubierto al menos 2 centímetros por encima del cepellón. Y ahora solo queda esperar a que la planta se adapte a su nuevo espacio de crecimiento.

Trasplante marihuanaTrasplante marihuanaTrasplante marihuanaTrasplante marihuana

Conclusión

Recuerda que el proceso de trasplante es un proceso delicado y que puede afectar directamente a nuestra planta, cometer cualquier error puede ocasionar que se ralentice el crecimiento, o en el peor de los casos que se detenga y perdamos nuestra planta. Así que es muy importante que antes de realizar cualquier trasplante conozcas muy bien el ciclo de vida de la marihuana, para poder detectar el momento exacto en el que podrás llevar a cabo el trasplante de tus plantas. Presta atención a cómo reaccionan tus plantas tras estos cambios e intenta hacerlo con la mayor paciencia y cariño posible. Luego tu planta de cannabis te lo agradecerá, y te dará una gran recompensa.

Sweet Seeds S.L no se hace responsable del mal uso de la información contenida en este artículo. El cultivo de Cannabis puede ser constitutivo de delito o de falta administrativa; consulte la legislación sobre Cannabis en su lugar de residencia. Sweet Seeds S.L. no pretende en ningún caso incitar a prácticas no legales.

 

Texto: @Sweet Seeds®